Sao Paulo y Racing Club acudieron a la quinta fecha de la fase de grupos de la presente edición de la Copa Libertadores de América encontrándose muy cerca de la clasificación hacia los octavos de final. Sin embargo, todavía necesitaban dar el último paso para no pasar sobresaltos y poder alcanzar el objetivo de meterse en la próxima instancia.

Es que, tanto el equipo comandado tácticamente por Hernán Jorge Crespo como la escuadra que encabeza Juan Antonio Pizzi llegaron a este partido acumulando ocho unidades, cinco por delante de Rentistas de Uruguay y siete arriba de Sporting Cristal de Perú. Solamente una catástrofe podría dejarlos sin un lugar en octavos de final.

Bajo esa órbita, el Tricolor y la Academia salieron al campo de juego del siempre espectacular Estadio Morumbi de la ciudad de Sao Paulo. Y, tal como se imaginaba, los anfitriones intentaron tomar la iniciativa desde el arranque, haciéndose dueños de la posesión de la pelota y llegando de manera más recurrente a la portería visitante.

Pero lo cierto es que Racing, que paralelamente sigue firme en la Copa de la Liga Profesional de Argentina, sorprendió poniéndose en ventaja cuando transcurrían jugados 28 minutos de la primera parte. En ese momento, Joaquín Novillo se impuso luego de un centro desde la izquierda, metió la cabeza y puso el 1-0 con el que llegó el descanso.

+ 0-1 de Novillo:

A partir de allí, el equipo de Crespo redobló tareas y esfuerzos con la idea desesperada de revertir la historia adversa para rescatar por lo menos un punto en su casa. Igualmente, la Academia de Pizzi pudo sobrellevar esa presión de los brasileños para quedarse con una victoria por la mínima diferencia que lo depositó en la próxima instancia.