El Atletismo ha tenido su estreno a lo grande en estos Juegos Olímpicos de Tokio. Este viernes 30 de julio dio inicio a las primeras pruebas y ya cayó la primera medalla de oro. El etíope de 21 años, Selemon Barega fue el ganador de la final de los 10 mil metros masculino. Superó en la definición a los atletas de Uganda, Joshua Cheptegei, poseedor del récord mundial de la disciplina, y Jacob Kiplimo, quienes ganaron las medallas de plata y bronce, respectivamente.

Carrera monumental de Barega, ya que no había tenido un buen inicio e incluso estaba muy atrasado en el pelotón de competidores. Una remontada espectacular y un sprint final heroico para superar a los ugandeses le permitió quedarse con la primera medalla de oro del Atletismo en Tokio 2020.

La carrera de los 10 mil metros tuvo a Uganda como gran protagonista, ya que el primero en liderar por amplio margen fue Stephen Kissa. Su dominio se dio durante toda la primera mitad de la carrera, hasta que aparecieron los keniatas Rhonex Kipruto y Rodgers Kwemoi para superarlo y liderar la competencia hasta las últimas vueltas.

A partir de entonces, los keniatas controlaron, pero no tuvieron un buen final. Allí, apareció la figura de Barega junto a su compatriota Berihu Aregawi y el canadiense Mohammed Ahmed, quienes se pelearon por el primer lugar al principio de la última vuelta. Pero, estos dos últimos se fueron quedando y los ugandeses aceleraron para buscar superar al joven etíope. No pudieron alcanzarlo y, así, Barega, vuelve a darle una medalla de oro a Etiopía tal como lo hiciese anteriormente Kenenisa Bekele en Atenas 2004 y Beijing 2008.

El último doble ganador de la medalla de oro en los 10 mil metros fue el británico Mo Farah, quien no logró la marca para poder competir en Tokio 2020. Así, le deja su lugar a esta nueva figura emergente, Selemon Barega.