No importa qué haya sucedido en el pasado ni lo que espere en el futuro, Barcelona siempre será la ciudad de los Messi. Quienes seguramente sufrieron más la mudanza a París fueron los hijos de Leo y Anto Roccuzzo, principalmente Thiago, que fue el más consciente de todo lo que envolvió esa salida.

Es por eso que, si bien sus caminos en el mundo del deporte están divididos, para la familia siempre es una linda noticia regresar a Cataluña. Lo que pocos se esperaban era el particular gesto del mayor de los tres hermanitos, que ya es viral en las redes.

Los niños y Antonela volvieron a la ciudad mientras Leo se preparaba para enfrentar a Montpellier. Thiago bajó del avión con toda la ropa del París Saint-Germain puesta pero, por naturaleza, le salió taparse el escudo tras pisar territorio culé.

Rápidamente, los barcelonistas enloquecieron al ver la reacción del chico de 9 años. "¡Qué crack!", fue el mensaje que más se repitió tras el hecho. Y sí... ¡son Culés desde la cuna!