Pasan los días y la situación de James Rodríguez en el Everton cada vez es más complicada. En los últimos días, se dijo que el Estambul Başakşehir había hecho una oferta formal para fichar al astro colombiano. De hecho, se aseguró en Turquía que ya había un acuerdo entre clubes y que el jugador ya era esperado en la capital turca para cerrar su contratación.

Sin embargo, todo parece indicar que James Rodríguez no aceptará irse a Turquía, al menos no para fichar con el Başakşehir. Al parecer, el problema no era ni siquiera el salario, lo que sí fue un obstáculo en negociaciones fallidas con el AC Milan y el Porto. Ahora el problema tiene que ver con la aspiración competitiva del jugador.

El '10' no está nada seguro de seguir su carrera en Turquía. Y no es para menos. Sabe que tiene un año de contrato con el Everton y que todavía puede ganarse un lugar para seguir compitiendo en la Premier League. Lo que sí le está ofreciendo el Başakşehir es continuidad, algo que no va a tener en Inglaterra mientras Rafael Benítez este en el club.