James Rodríguez no pudo celebrar su primer título con el Al Rayyan de Catar ya que cayeron 5-4 en la definición desde el punto penalti contra el Al Sadd, dirigido por Xavi Hernández, luego del empate 1-1 en los 90 minutos y muchas polémicas que tuvo el partido.

El volante colombiano jugó 84 minutos y tuvo un aceptable primer tiempo, pero para el complemento mejoró muchísimo su rendimiento, tuvo dos remates al arco, creó una opción clara de gol y colaboró bastante en la marca. Eso sí, fue blanco de los duros golpes del Al Sadd y tuvo que recibir atención médica.

Los goles de Brahimi y Santi Cazorla fueron los protagonistas durante el tiempo regular y al final, en la tanda de penaltis, solo un fallo del último cobrador del Al Rayyan permitió la ventaja y a poner a celebrar a Xavi Hernández y sus dirigidos un nuevo título en Catar.

Cabe recordar que el juego se disputó en el Estadio Al-Thumama, una de las sedes del próximo Mundial de fútbol y tuvo gran acompañamiento del público de los dos equipos, viviendo un ambiente cercano a lo que se vivirá en el 2022 en la Copa del Mundo.