El pasado jueves, 19 de agosto, Galatasaray estuvo en tierras danesas visitando la casa del Randers. Ambos equipos están disputando el último 'play-offs' de la UEFA Europa League para decidir quien se queda con un boleto de clasificación y así poder participar de la fase de grupos de este torneo continental de clubes. Durante ese compromiso, hubo disturbios en las gradas y Radamel Falcao estuvo muy cerca de los violentos.

Durante el partido, varios hinchas del equipo local perdieron los estribos y comenzaron una batalla en las gradas contra seguidores turcos. Decenas de fanáticos se fueron a los golpes y fue entonces cuando se provocó el caos. La seguridad del estadio tuvo que intervenir para controlar los disturbios y que esto no afectara el desarrollo del partido entre Randers y Galatasaray.

Pues bien, dicha pelea se originó a pocos metros de donde estaba sentado Radamel Falcao. En ese momento, el Tigre estaba en el banco de suplentes y minutos después ingresaría al partido para hacer su debut competitivo con el equipo turco en la temporada 21/22. El colombiano vio todo en primer plano y no dudó en salir corriendo para evitar verse inmerso en el descontrol.