Incluso alejado del fútbol, Francesco Totti se ha mantenido en las portadas. El pasado julio, el ex capitán de la Roma y la modelo Ilary Blasi anunciaron el término de su relación luego de 20 años de matrimonio, durante el cual tuvieron tres hijos.

La ruptura se tomó la prensa italiana, la que habló de una infidelidad por parte del exfutbolista. Y ante eso, Totti salió a dar su versión. "No es cierto que yo haya sido el primero en traicionarla", manifestó al medio Corriere della Sera. "Dije que me iba a callar y así lo hice, pero he leído demasiados chismes en las últimas semanas que han hecho sufrir a mis hijos", continuó.

"He vivido una etapa complicada, primero porque dejé de jugar y luego por la muerte de mi padre a causa del Covid-19. Yo también pasé un virus muy fuerte durante 15 días. Sin embargo, mi esposa, cuando más la necesitaba, no estaba", añadió.

"Nunca lo había hecho en 20 años ni ella conmigo. Pero cuando recibí avisos de diferentes personas en quienes confío, empecé a sospechar y miré su móvil. Vi que había una tercera persona que hacía de intermediaria entre Ilary y otra... Algo así como: nos vemos en el hotel", relató.

"Eso me llevó a la depresión y no podía dormir. Fingí que no pasaba nada, pero ya no era yo, sino otra persona", continuó. Luego, confesó que su pareja, Noemi Bocchi, lo ayudó a salir de aquel difícil momento y aclaró que iniciaron su relación luego de la ruptura.