El pasado miércoles, 13 de octubre, Egan Bernal reapareció en sus redes sociales para hacer una lamentable denuncia que conmovió a todos sus seguidores. El ciclista informó que su mascota Yako, muy popular en redes, había muerto en brazos de su hermano menor. Además, otra perrita también murió por la misma razón: envenenamiento.

Según relató Egan Bernal, alguna persona (s) inescrupulosa (s) decidieron dejar en el suelo varios restos de comida envenenada que, lastimosamente, fueron ingeridas por las dos mascotas de la familia de Egan Bernal. Cuando se dieron cuenta de lo que había pasado, ya era demasiado tarde.

"Ayer en la tarde nuestro Yako murió envenenado junto con otra perrita (Zorra) en brazos de mi hermano y con la impotencia de no poder hacer nada pues ya era demasiado tarde... De verdad alguien que sea capaz de esto está muy mal. Nadie tiene derecho de acabar con la vida de un ser tan inocente de la forma que lo hicieron".

En las redes, Egan Bernal y su familia recibieron un gran apoyo y mensajes de aliento luego de la lamentable perdida de 'Yako' y 'Zorra'. Para cerrar la denuncia, Egan Bernal envió un mensaje de reflexión para cuidar los animales: "Quiero decirles un poquito, solo un poquito de lo que siento para que reflexionemos, cuidemos nuestros animales, nuestro mundo".