Comienzan los Juegos Olímpicos de Tokio con mucha esperanza para Colombia. Las justas se realizan este 2021 luego de un inesperado aplazamiento en 2020 por temas de salud. Son 71 deportistas los que integran a la delegación colombiana que enfrentará a varios de los mejores atletas del planeta.

Hay muchas dudas, pero mucho optimismo a la vez. Para el Comité Olímpico Colombiano es claro que son 10 las medallas que consideran fijas en Tokio 2020, de las cuales ocho podrían ser oro, llevando la ilusión hasta el máximo. Esta delegación, por más corta que sea, tiene deportistas que permiten el optimismo por la presea dorada.

El primero que aparece en la lista es el guajiro Anthony Zambrano, que en las listas del Comité Olímpico Colombiano que encabeza cualquier opción al oro, es la gran carta en los 400 metros planos. Fue segundo en el Mundial de Atletismo 2019 y en las paradas de Liga de Diamante en Doha y Florencia. 

Tras él, aparece Catherine Ibargüen, gran protagonista de la Liga de Diamante de los últimos años y más allá de sus últimos resultados, ella se mentaliza por el dorado en el salto triple, o al menos por el podio. Se considera que esta cita olímpica es su retiro de las pistas y anhela con colgarse el oro, aunque no está fácil.

El campeón mundial Éider Arévalo aparece como candidato a medalla en Tokio en la categoría marcha 20 kilómetros. Ya superada la lesión de clavícula, está en las listas del COC, es posbile el oro. En boxeo, Yuberjen Martínez e Ingrit Valencia son candidatos, así como el triple oro de Mariana Pajón en BMX.

En tenis, la dupla Juan Sebastián Cabal y Robert Farah alimentan la ilusión del COC por medalla en Tokio, son favoritos al oro tras no superar la segunda ronda en Río 2016. En levantamiento de pesas, Javier Mosquera, bronce en Brasil, está en la lista de oro del Comité.