Noche de terror en la Copa Libertadores. Luego de que Atletico Mineiro eliminara a Boca Juniors en los octavos de final, el equipo argentino fue protagonista de una lamentable gresca en los pasillos del estadio Mineirao. Varias grabaciones dejaron muy mal parado a Sebastián Villa, quien agredió a funcionarios lanzando botellas, una valla.. ¡y un bebedero!

Tras este lamentable suceso, la Policía de Brasil no dejó que Boca Juniors se fuera de ese país sin responder por lo ocurrido. Las autoridades señalaron a dos jugadores para responder ante la Justicia, pero todo el plantel se presentó ante la Comisaría para dar explicaciones de lo que pasó en el estadio.

Horas después, se terminó fltrando el reporte oficial de las autoridades brasileñas dando relato de todo lo que pasó entre los jugadores de Boca Juniors y la seguridad del escenario. Allí se confirmó que Sebastián Villa desprendió un bebedero del lugar para lanzarlo en contra de la Policía que custodiaba el juego. Por supuesto, allí también condenaron la actitud de otrs jugadores que agredieron, física y verbalmente, a las autoridades.