Recientemente, de manera sorprendente y luego de estar un largo tiempo inactivo, Michael Arroyo finiquitó su desembarcó en Barcelona Sporting Club para volver a jugar profesionalmente.

Sin embargo, lo cierto es que el experimentado atacante ecuatoriano no logró ver actividad en muchos partidos y todo indica que quedará libre cuando finalice su contrato a fines de diciembre.

Bajo esa órbita, los medios de comunicación mexicanos indican que está todo encaminado para que Arroyo se marche de la escuadar de Guayaquil y desembarque en dicho país norteamericano.

Sucede que quien se encuentra muy interesado en los servicios del futbolista de 33 años de edad es Querétaro, equipo que viene de quedarse con Antonio Valencia y Jefferson Montero.

De todas maneras, los Gallos Blancos tienen un inconveniente y el mismo pasa por el cupo de extranjeros. Por eso estarían intentando desprenderse de otro ecuatoriano: Jonathan Betancourt.

Cabe destacar que, a lo largo de su carrera como profesional, Arroyo también supo desempeñarse en Emelec, Deportivo Quito, San Luis, Atlante, América de México y Gremio de Porto Alegre.