En Ecuador, al igual que en todos los países de Sudamérica y en gran parte del mundo, el fútbol se encontró detenido durante un largo tiempo debido a la pandemia del coronavirus.

El COVID-19 castigó fuertemente a Ecuador, pero, afortunadamente, lo peor parece haber quedado atrás y como consecuencia de ello se determinó el regreso de la actividad futbolística.

Luego de muchas idas y vueltas y diversas reuniones entre autoridades, este viernes 14 de agosto volvió a rodar el esférico bajo la órbita de la máxima categoría del fútbol ecuatoriano.

En el marco de la quinta fecha de la Liga Pro, en primera instancia se enfrentaron Deportivo Cuenca y Guayaquil City, en lo que fue un compromiso muy equilibrado que culminó empatado 1-1.

Johao Chávez se encargó de darle la ventaja a los locales a los 22 minutos del complemento, mientras que Ángel Gracía estampó la paridad para la visita en la agonía del espectáculo.

Y, posteriormente, llegó el plato fuerte de la jornada: Barcelona Sporting Club, uno de los equipos más importantes de Ecuador, se encontró frente a frente con el sorpresivo Orense.

Finalmente, el conjunto de Guayaquil se impuso por la mínima diferencia gracias a una solitaria anotación de José Caicedo cuando transcurrían jugados 31 minutos del segundo tiempo.