En la primera parte, la Selección de Venezuela había demostrado todas sus falencias en defensa y de eso había sacado provecho Ecuador con el 1-0 de Ayrton Preciado.

Sin embargo, en el segundo tiempo y con muy poco, la Vinotinto se animó a atacar y sacó también las peores falencias del conjunto nacional.

Después del gol de Gonzalo Plata, que parecía ser el tanto de la primera victoria de La Tri en el certamen, llegó lo peor.

Un pelotazo largo encontró a la defensa de Ecuador muy mal parado, como así también había sido en el empate del 1-1 de la Vinotinto.

A los 91 minutos de juego, Ronald Hernández apareció sin marca por la banda derecha, entró en diagonal y de cabeza empató el marcador.

De anotar el gol a dormirse en el empate agónico de Venezuela, Gonzalo Plata.