El Campeonato Mundial de Fórmula 1 de 2021 fue, sin duda alguna, uno de los más apasionantes que se recuerden. Max Verstappen se consagró campeón tras superar en la última vuelta a Lewis Hamilton, y le impidió al británico obtener el récord absoluto de títulos en la categoría.

Tan emotivo fue el certamen, que sus repercusiones aún continúan. Esta semana, justo en medio de los rumores que señalan un posible retiro de Lewis Hamilton, la Federación Internacional de Automovilismo (FIA) anunció que comenzará su investigación detallada por lo ocurrido en el Gran Premio Final de Abu Dabi.

Se estima que la investigación se extenderá hasta febrero, y recién el 18 de marzo estará el veredicto. Lo curioso es que algunas versiones que la decisión de Hamilton podría estar ligada al fallo de la investigación.

Además, resulta llamativo que la fecha del veredicto sea con la nueva temporada ya iniciada. En reciente diálogo con Marca, el nuevo jefe de la FIA, Mohammed Ben Sulayem, reconoció su deseo de que Lewis Hamilton, siete veces campeón y siempre gran candidato al título, “no se mueva de dónde está”.

A pesar de la investigación, lo cierto es que las chances de que el resultado final se modifique, son escasas. Sobre todo, porque Mercedes, escudería a la cual representa Hamilton, no apeló en el momento adecuado. Sin embargo, no se descarta que algunos organizadores sean removidos de sus cargos: Michael Masi está en la cuerda floja, si se tiene en cuenta que cada nuevo jefe suele optar por gente de su confianza para ese tipo de puestos.