Si tu sueño es tener una sedosa cabellera es momento de que dejes de gastar cientos de pesos en productos que no te funcionan y le des una oportunidad a los remedios naturales porque serán mucho más efectivos de lo que te imaginas. Conoce los beneficios del jengibre en el cabello y prepárate para lucir una melena de envidia. 

Cuando el cabello se encuentra dañado, ya sea por alguna decoloración, por mantenerlo sujeto durante mucho tiempo, por el calor constante de la plancha o la secadora o cualquier otra razón, existe un ingrediente natural que puede ayudarte a reforzarlo, darle brillo y ayudarlo a reparar lo que los químicos causaron. 

Se trata del jengibre, una deliciosa raíz que además de aportar un gran sabor a la comida tiene muchos beneficios entre ellos los de dejar una cabellera que cualquier marca de champú querrían para sus comerciales. 

El jengibre es una planta con flores perteneciente a la familia de las zingiberáceas, que se originó en los bosques lluviosos tropicales del sur de Asia. Y aunque toda la mata cuenta con grandes propiedades, es su raíz la que esconde uno de los mejores secretos de la medicina oriental.

Beneficios del jengibre para el cabello

También conocido como Zingiber officinale Roscoe, el jengibre es conocido por ayudar a mejorar la digestión, reducir las náuseas y hasta controlar la gripe, pero no suele ser tan reconocido por sus beneficios para el cabello, a pesar de que en realidad tiene grandes aportaciones para esta zona del cuerpo. 

Reduce la grasa del cuero cabelludo

Si tienes el cabello graso, el jengibre te dará una muy buena ayuda. Gracias a sus propiedades antisépticas y astringentes esta raíz logra reducir el exceso de grasa del cuero cabelludo previniendo problemas como la caspa.

Elimina la caspa

Si descubriste los beneficios del jengibre en el cabello demasiado tarde y ya comienzas a presentar signos de caspa en la cabeza, generalmente comienza detrás de las orejas y en la nuca, todavía puedes utilizar esta raíz para controlarla. 

El jengibre tiene propiedades antiinflamatorias que ayudan a calmar el cuero cabelludo y relajarlo. Lo único que tienes que hacer es hervir un poco de la raíz en agua y dejarla enfriar. Una vez que baje su temperatura deberás agregar una cucharada de bicarbonato de sodio y colocar el resultado en un atomizador. Rocíalo en el cabello y espera 30 minutos antes de enjuagar. 

Frena la caída del cabello

Un estudio realizado por la Universidad de Ciencias Médicas en Cuba demostró que el jengibre evita la caída de pelo gracias a la vitamina A y vitamina E que contiene. Licua un poco de jengibre con agua hasta crear una pasta ligera, una vez hecho esto colócalo en tu cuero cabelludo y déjalo actual por 5 minutos. Repite una vez a la semana y suspende si notas alguna molestia. 

Fortalece el pelo delgado

El aceite de jengibre es abundante en ácidos grasos, lo que ayuda a que el cabello fino logre recuperar fuerza. Distribuye un poco de aceite del cuero cabelludo a las puntas y déjalo reposar 30 minutos. 

Estimula su crecimiento

Una taza de té de jengibre tendrá grandes beneficios para tu sistema digestivo, pero también lo hará para el crecimiento de tu cabello. Esto se debe a que la raíz es rica en ácido fólico, vitaminas, minerales, calcio, hierro, ácidos grasos, proteínas y aminoácidos, lo que estimulan el trabajo de los folículos y ayuda a que el cabello crezca más rápido.