Durante los últimos años, Álvaro Morales se convirtió en una de las personalidades televisivas con más repercusión en las redes sociales. Su rol periodístico en la pantalla de ESPN, y su ácidas críticas hacia los futbolistas de la Liga MX y de la Selección Mexicana, le dieron ese ida y vuelta con los usuarios que tantos otros reconocidos comunicadores no han podido lograr en sus respectivas carreras profesionales.

Pero no todas son buenas para el nacido en Guatemala. Usualmente, y demotrando su fanatismo por las Águilas del América, lanzó duros comentarios hacia elementos del plantel de las Chivas de Guadalajara. De hecho, y según reveló él mismo en una entrevista con el podcast Muy Fuera de Lugar, esa postura lo llevó a estar en una situación de cara a cara, en un evento, con un jugador del conjunto tapatío.

"A un jugador le daba y le daba. Yo reconozco muchas cosas de este jugador de Chivas, no digo nombre porque la fiesta fue privada y le guardamos ese derecho. Pero cuando me lo encontré ahí, se baja de un Uber y me topa, y se queda. Lo saludé. Iba con su esposa, que me odiaba, se me quedaba viendo porque obviamente a ningún familiar le gusta que hablen mal", reveló el Brujo en plática con Werevertumorro.

"Es un tipo muy inteligente. Me puse a hablar con él. Yo no me meto en tema familiares, lo mío es estrictamente cancha del desempeño y lo profesional", agregó Álvaro Morales, en la charla con el reconocido youtuber, sobre cómo fue el desenlace del momento tenso con este futbolista del plantel conducido por Víctor Manuel Vucetich, y dejó en claro a qué apunta con sus críticas.

Uriel Antuna, una de sus víctimas favoritas

"Se enganchó conmigo y me dio mucho risa cuando metió el gol contra Tijuana después de que lo estuve criticando y dándole duro por semanas, cómo festeja el gol de alivio... ¡Y después le volvió a ir mal!", recordó el periodista de ESPN sobre aquel episodio de ida y vuelta que hubo con el joven delantero.