Así como los memorables goles de Diego Armando Maradona contra Inglaterra en el Mundial de México 1986 se tornaron legendarios con el relato de Víctor Hugo Morales, los goles de Oribe Peralta con la selección mexicana en los Juegos Olímpicos Londres 2012 y en el Mundial Brasil 2014 adquirieron tonos gloriosos con la narración de Christian Martinoli.

El 11 de agosto de 2012 en el estadio Wembley, México venció 2-1 a Brasil en la final del torneo masculino de futbol de los Juegos Olímpicos de Londres. Oribe Peralta marcó el segundo gol y así lo narró Christian Martinoli: "el centro, remate, Oribe, ¡gol! ¡Gol de oro! ¡Gol de oro! ¡Gol de Oribe!" y ese día el narrador de TV Azteca acuñó la frase: "!No te mueras nunca, Oribe!" y remató con un muy sentido: "¡Te amo, Peralta!".

Casi dos años después, el 13 de junio de 2014 en el estadio Das Dunas, en su presentación en la fase de grupos del mundial de Brasil, la selección mexicana venció 1-0 a la de Camerún con un gol de Oribe Peralta narrado así por Christian Martinoli: "Oribe, gooooooooooooooool de México. ¡Oribe Peralta! ¡El hombre de Oro, el superhombre mexicano el hijo del Santo, de Blue Demon, el hijo de Dios".

Oribe Peralta se despidió del futbol

Imposible no volverse a emocionarse con el relato de Christian Martinoli que enmarcó la gran actuación de Oribe Peralta en la final de Wembley ante Brasil en 2012: "¡Doy todo por ti, Peralta! Tú eres el héroe de la película. Yo te amo, Peralta. Doctor García, vamos a morir con Oribe... Que nos entierren juntos, Oribe, por el amor de Deus".

El miércoles 12 de enero de 2022, Oribe Peralta le ha puesto punto final a su carrera de casi 19 años en el futbol con un emotivo mensaje dedicado a su amigo el balón: "Hoy que el silbato marca un cambio de juego que me lleva a continuar mis pasos fuera de las canchas. sólo puedo decirte: gracias. Gracias por siempre recordarme que tanto en el futbol como en la vida el mayor rival es uno mismo y que las más grandes victorias se cosechan cuando te diviertes porque todo es un hermoso juego. Hoy que yo tomo un nuevo rumbo, tú sigue rodando".