Sergio Pérez vivió otra intensa jornada en la clasificación al Gran Premio de Hungría. En una apretada contienda, finalizó en el cuarto lugar en una calificación que tuvo en el primer puesto a Lewis Hamilton, piloto de Mercedes, quien superó a Max Verstappen, su principal oponente, en la última vuelta.

En la primera ronda, el mexicano terminó a 1.086 segundos de su compañero de Red Bull Racing, quien logró un tiempo de 1 minuto, 16 segundos y 214 milésimas. Hamilton y Valtteri Bottas acabaron en la tercera y cuarta ubicación respectivamente. Sin embargo, en la segunda tanda se produjeron importantes cambios.

Con el compuesto amarillo (mismo que usaron los otros tres pilotos mencionados), el tapatío subió al cuarto lugar. Para escalar lugares tras su octavo puesto, Pérez luego cambió a neumáticos blandos. Ya en la tercera contienda se produjo un choque mano a mano entre Red Bull y Mercedes. Finalmente, después del británico quedó Bottas. Verstappen y Checo ocuparon el tercer y cuarto lugar respectivamente.

 

Lamentó haber desperdiciado tanto tiempo detrás de Hamilton

Si bien Sergio Pérez no culpó directamente al inglés, aseguró que su lentitud en los últimos 90 segundos impidieron que luche por un mejor lugar en la parrilla: "Intentábamos tener ese margen de distancia y los Mercedes iban lento. Tenía bastante tiempo en el auto y cada vez me sentía mejor y hacíamos los cambios para mejorar los tiempos".

"Una lástima que no pudimos completar la vuelta. Me vi perjudicado al salir tan tarde y creo que tenía bastante ritmo para dar una mejor calificación. Tenemos buena posición y pelearemos desde la vuelta uno para intentar pelear por la posición", agregó.