Tras su participación en los Juegos Olímpicos de Tokio 2020, la ciclista mexicana, Yarely Salazar, decidió unirse a la demanda legal en contra de la Federación Mexicana de Ciclismo (FMC), argumentando que al igual que algunas de sus compañeras, coincide en que no se respetó el proceso para los eventos en puerta.

"Decidí comenzar un proceso legal contra la Federación Mexicana de Ciclismo, y sé que no se podrá revertir lo que ya pasó, pero si es para que haya un cambio en un futuro, tanto para mí como las nuevas generaciones. No se respetó el proceso que ya estaba planeado desde el 2018 y que estaba firmado por ellos, y todo México lo sabía, pero finalmente se perdió esta plaza y el país que estaba en reserva la tomó".

 

Salazar decidió tomar esta decisión después de también cumplir sus compromisos en el Campeonato Mundial de Ruta en Bélgica, y en el Campeonato Panamericano en República Dominicana, por lo que para ella es momento para tomar un respiro de cara a lo que le espera de cara a París 2024.

Cabe recordar que la Federación Mexicana de Ciclismo incurrió en tomar una mala decisión al registrar a Yarely solo en la prueba de ruta en Tokio 2020, mientras que en la de Ómnium a Jessica Salazar, quien finalmente rechazó el lugar y así esa plaza se perdió, algo inaudito pues Jessica había peleado por dicho sitio y era la mejor rankeada en la categoría.

 

"Fue una presión muy grande, de competir con miedo, de pensar que gané pero que con esa persona la Federación se lleva mejor y la van a llevar. Somos muchos los que nos vemos afectados por esto y ya lleva muchísimos años esta federación, 12 años, e imagínense todo el daño que han ocasionado. Jessica Salazar también se vio afectada con esto y si nos unimos. Gracias a que la Unión Ciclista Internacional tomó cartas en el asunto nuestra federación está bloqueada, aunque me da pena esa parte, pero esto tenía que pasar para que surgiera un cambio".

 

El próximo 15 de octubre la FMC tendrá su Asamblea para elegir al nuevo consejo directivo, y Salazar ha iniciado una campaña junto con otras ciclistas, como Jessica Salazar y Daniela Gaxiola, para que las Asociaciones elijan a un dirigente que vea por el futuro del ciclismo mexicano: "Queremos alzar la voz para que haya un cambio, que las Asociaciones voten por alguien justo, por alguien que tenga una visión de que el ciclismo crezca, ya que estamos 50 años atrasados con los europeos, y aun así hemos logrado obtener podios e imagínense que estuviéramos a la par".