Laura Puentes se quedó a un paso de la gloria dorada en la VII Copa del Mundo de Frontón 30 metros, tras perder la Gran Final Single Categoría Abierta femenil frente a la española Lidia Simón por 2 juegos a 1.

A pesar del resultado, la mexicana ya tiene un lugar guardado en los libros de historia de este deporte, pues fue la primera final single categoría abierta de la historia del frontón en el Polideportivo del barrio de Nazaret dentro de la VII Copa del Mundo de Frontón 30 metros.

Lidia Simón comenzó ganando el encuentro tras imponerse en el primer juego por 15-12; sin embargo, Puentes protagonizó una espectacular remontada en el segundo capítulo, donde tras ir abajo en el marcador, se repuso para imponerse dramáticamente por 15-14, dando pie al tercer y definitivo set.

Ya en el tercer capítulo, Puentes volvió a remontar una desventaja para igualar el marcador, pero la española tomó el control del juego y se impuso por 10-7 para proclamarse campeona.

En conferencia de prensa Laura Puentes se mostró satisfecha por el sacrificio realizado en Valencia.

“Fue un gran partido soy una jugadora que me caracterizo por tener mucha garra y mucha pasión, di todo por mi país, por mi equipo y mi familia y al final fue lo que demostré la garra y por lo que quería hacer”

La Agencia Deportiva NETA informó que la campeona panamericana, y ahora dos veces subcampeona del mundo, “regresará a México buscando estar presente en más campeonatos internacionales para poder obtener un mayor fogueo competitivo y poder estar al cien en su siguiente Copa del Mundo”.