Valencia fue el primer equipo maldito de la Champions League en el siglo XXI después de perder dos finales consecutivas: una contra Real Madrid en el 2000 y otra contra Bayern Múnich en 2001. También desde entonces se creó la leyenda urbana de que el director técnico argentino Héctor Cúper estaba “salado”.

Luego de aquella pequeña racha, otro equipo español probó el amargo y maldito sabor de quedarse a un paso de acariciar La Orejona. ¿Cuál? Atlético de Madrid. El equipo colchonero perdió dos finales contra Real Madrid: una en 2014 y otra en 2016.

 

Pero los casos del Valencia y Atlético de Madrid en nada se comparan con la mala suerte que ha tenido París Saint-Germain en su intento por obtener su ansiada primera Champions League. 

Durante la última década PSG ha invertido exorbitantes cantidades de dinero para contratar estrellas mundiales y formar planteles que le compitan a los más grandes de Europa. En 2011 inició su proyecto de entrar a la élite europea con la compra del 70% del club por parte del grupo Qatar Investment Authority (QIA). 

 

 

En el mediano plazo, el equipo francés empezó a dominar la Ligue 1 y con ello el constante boleto directo a Champions League. Sin embargo, de 2017 a este 2022, PSG solamente ha conseguido decepciones en el torneo continental. 

En la edición 2016-17 parecía que el proyecto iba a rendir su primer gran logro internacional. Para sorpresa de muchos, los parisinos golearon 4-0 al Barcelona en el Parque de los Príncipes en la ida de Octavos de final. Prácticamente tenían la serie liquidada, ¡era imposible pensar en una remontada blaugrana! Y sucedió lo inédito. Los blaugranas se repusieron con un 6-1 en el juego de vuelta para avanzar 6-5 en el global. De estar cerca de una hazaña, el París Saint-Germain quedó en ridículo.

Al año siguiente, dolidos por esa eliminación y con intenciones de llegar más lejos, los dueños del club abrieron la chequera para contratar a Neymar y Kylian Mbappé. Pero esos fichajes no sirvieron de mucho. Nuevamente PSG se quedó en Octavos de final tras perder 5-2 contra Real Madrid en el global.

Para la edición 2018-2019 la obligación era superar la ronda de Octavos de final. Los altos mandos de la institución querían ver mejores resultados. ¿Y qué creen que pasó? Los parisinos volvieron a quedarse en esa misma ronda. Cayeron ante Manchester United con un global de 3-3 luego de perder una ventaja de 2-0 en la ida.

Entonces algo ocurrió. Los fracasos anteriores calaron hondo en los jugadores, sintieron pinchado el orgullo. ¡Se volvieron un equipo imparable en la edición de 2020! De la mano del técnico alemán Thomas Tuchel llegaron a la gran final. Eran los favoritos para alzar la copa y así por fin ver consumado el sueño de ser campeones de Europa, pero… Sí, siempre hay un pero. Se toparon con la Bestia Negra, ni más ni menos que al Bayern Múnich, histórico ganador de Champions que levantó su sexta Orejona gracias al gol de Kinsgley Coman.

Luego de esa dolorosa derrota se fue Tuchel y llegó Mauricio Pochettino con la encomienda de ganar sí o sí la Champions. Y parecía que eso sería posible en 2021 cuando PSG eliminó al Barcelona y al Bayern Múnich en Octavos y Cuartos de final respectivamente. ¿A quién creen que se toparon en el camino en semifinales? Al Manchester City de Josep Guardiola. Los Citizens ganaron 4-1 en el global.

Para la edición 2021-2022, los parisinos contrataron a Lionel Messi. El argentino llegó como agente libre después de 17 temporadas con el Barcelona y se convirtió en la esperanza para obtener el ansiado título europeo.

El tridente de Messi con Mbappé y Neymar hizo soñar nuevamente a los parisinos. ¡No era para menos! Con estos cracks es imposible no pensar en ser campeón. No obstante, el sueño se esfumó en Octavos de final frente al Real Madrid en una gran noche de Karim Benzema para que los Merengues avanzaran con marcador de 3-2 en el global.

¿Cuándo acabará la maldición de los fracasos? ¿Algún día PSG ganará la Champions League?