24 horas después de la ajustada derrota ante Alemania en el Spaladium Arena de Split, la Selección Mexicana de Básquet dio vuelta la página y jugó de gran forma su última carta para seguir en carrera por la clasificación a los Juegos Olímpicos de Tokio 2020. Sí, leyeron bien: en su participación final de los grupos del campeonato de Croacia, los dirigidos por Omar Quintero se llevaron la victoria frente a Rusia.

Con parciales de 18-16, 13-20, 19-7 y 22-21, el combinado azteca fue superior a su par europeo y se quedó con la victoria con un marcador definitivo de 72-64. De esta manera, su pase a las semifinales del Preolímpico FIBA quedó confirmado. Ahora, para dar el presente en la siguiente instancia, solamente restará saber si lo hará desde la primera o segunda colocación de su zona.

 

Francisco Cruz volvió a ser el elemento más importante de México. Con casi 33 minutos dentro del rectángulo de juego, el jugador del Tofaş Spor Kulübü, de Turquía, se lució con un total de 21 puntos a raíz de un 45% de efectividad en sus lanzamientos de campo. Por su parte, Fabián Jaimes fue el mejor valorado del partido gracias a unas estadísticas de 4 puntos, 9 rebotes, 1 asistencia, 3 robos y 1 bloqueo.

 

 

Gustavo Ayón, la estrella del plantel con pasado en Real Madrid de España, cerró una noche europea con grandes números. Registró 11 tantos, 7 rebotes y 6 asistencias en su cuenta personal. Paul Stoll, del Maccabi Ashdod, también se metió entre las participaciones más destacadas con goleo de 11.

Posible rival de México en semis

Los conducidos por Omar Quintero consiguieron el boleto a la siguiente instancia pero ahora habrá que saber en qué posición de la zona clasificación. Del otro lado de la llave podrían aparecern Brasil, Turquía o Croacia. Solamente conseguirá un boleto a los Juegos Olímpicos el campeón de este Final Four.