En México, el 30% de la población padece algún problema visual de cualquier tipo, esto acaba por afectar directamente en sus actividades deportivas y diarias, pues quienes lo presentan deciden o simplemente no pueden tener una vida activa acorde a lo que su edad necesita y prefieren el sedentarismo.

Además, se estima que 75% de los niños que usan gafas no pueden o quieren realizar actividades deportivas por miedo a romperlas o lastimarse; mientras que el 86% de quienes realizan algún tipo de actividad física se quitan los anteojos, efectuando así sus actividades con una visión reducida.

Esto afecta directamente la activación física en nuestro país, donde se estima que 15 millones de personas en México padecen miopía y el 80% de los casos relacionados con problemas de la vista son por astigmatismo.

"Es muy rara la persona que no tiene algún problema refractivo", explica la Licenciada Alejandra Basave, quien en su vasta experiencia explica a Bolavip que la presencia de errores refractados en deportistas de alto rendimiento "es más común de lo que se piensa, por ello, muchos deportistas utilizan lentes de contacto"

Para Basave el usar lentes de contacto es la mejor opción para no limitar la realización de actividad física, se trate o no de deporte de alto rendimiento, "el lente de contacto te da mayor libertad de movimiento, te da mayor campo visual porque no está reducido a la visión que obtienes en el armazón y, de hecho, un lente de contacto nos da mayor calidad de la imagen".

Y aunque mucha gente opta por la cirugía, esto siempre "depende del estado del ojo del paciente, si no es candidato para la cirugía es recomendable el uso de lentes de contacto".

La ventaja de los lentes de contacto es que "son perfectamente sanos, incluso hay unos de remplazo diario, que es lo más sano, porque eliminas que el lente acumule desechos del mismo ojo, también hay de remplazo frecuente (semanal o mensual) e incluso se puede optar por combinar su uso con los de armazón".

FOCOS DE ATENCIÓN EN NIÑOS PARA DETECTAR PROBLEMAS VISUALES

No hay edad mínima para diagnosticar a los niños, "no importa si sabe leer o no, desde los 3 o 4 años se puede hacer un diagnóstico adecuado", explica la licenciada en optometría, mientras que nos deja algunos puntos a tomar en cuenta:

  • Si se tropiezan al caminar y no se debe a un problema propio de los pies.
  • Si no calculan bien las distancias.
  • Si entrecierran los ojos para enfocar algo.
  • Se pega demasiado a la televisión para verla.
  • Tienen posiciones anómalas de la cabeza al momento de visualizar algo.

Además, pide "no comprar lentes en el supermercado o en puestos de tianguis, pues para ello hay profesionales de la salud visual. El optometrista es la atención primaria de la salud visual", después de los exámenes pertinentes, el paciente podría o no podría ser canalizado al oftalmólogo.

Pide también no minimizar los síntomas, "una dioptría ya es una medida considerable" e invita a acudir al optometrista por lo menos dos veces al año, sobre todo si son adultos mayores de 50 años, para los más jóvenes, por lo menos una vez al año".

¿QUÉ ES LA MIOPÍA?

Es un tipo de error de refracción común en el que los objetos cercanos se ven con claridad, pero los lejanos se visualizan borrosos. De acuerdo con los especialistas de la salud visual, un 70 por ciento de jóvenes presentará miopía en los próximos siete años.

¿QUÉ ES EL ASTIGMATISMO?

Es un trastorno en el que el ojo no enfoca la luz de forma pareja sobre la retina. Se estima que el 90 por ciento de los niños y adolescentes presentarán algún tipo de error de refracción para 2025.

LA REGLA 20-20-20

Alejandra Basave, nos explica eta regla de una manera muy sencilla:

Por cada 20 minutos de estar trabajando frente a la computadora o algún gadget electrónico, hay que ver 20 segundos a 20 pies de distancia(20 pies son 6 metros). es decir, cada 20 minutos de trabajo, descansar 20 segundos viendo de lejos.