Con el anuncio de la aplicación de la tercera dosis de la vacuna contra el coronavirus para los adultos mayores, una de las dudas más grandes que han surgido es si es seguro combinar vacunas contra COVID-19 y la respuesta la han dado varios estudios realizados en los últimos meses. 

Aplicar una dosis de refuerzo a una parte de las personas ya vacunadas, las más vulnerables, es uno de los planes que las autoridades han decidido implementar para enfrentar la llegada de la variante ómicron y las bajas temperaturas del invierno. 

Hasta ahora se ha anunciado que esta tercera dosis se realizará con la vacuna AstraZeneca, lo que generó ciertas dudas en la población de la tercera edad que recibió como primer y segunda dosis la vacuna Pfizer. 

¿Mezclar las vacunas contra COVID es seguro o no?

A pesar de los cuestionamientos que esto trajeo en un principio, después de varios estudios, la inmunización cruzada o “combinar vacunas” es una opción que no solo ha sido avalada por distintas organizaciones internacionales, sino que incluso es recomendada. 

La Administración de Medicamentos y Alimentos de Estados Unidos (FDA) compartió en su portal oficial que autorizó el uso de cada una de las vacunas contra el COVID-19 disponibles como una dosis de refuerzo en individuos elegibles después de completar la vacunación primaria con otra vacuna contra el COVID-19 existente.

Por su parte la Agencia Europea del Medicamento (EMA) y el Centro Europeo de Control de Enfermedades (ECDC) también han incentivado a los gobiernos a que opten por una campaña de vacunación “combinada”. En un comunicado conjunto comparten que "Las pruebas actualmente disponibles apuntan de forma consistente hacia una tolerancia aceptable y una respuesta inmune reforzada con el régimen heterólogo de una vacuna basada en vectores y otra en ARN mensajero frente a un régimen homólogo".

Y países como Reino Unido, Alemania y Canadá han permitido la inmunización cruzada desde hace varios meses con buenos resultados. 

Mezclar vacunas es más efectivo

Incluso un nuevo estudio de  los Institutos Nacionales de la Salud (NIH) de Estados Unidos  muestran que recibir una vacuna de refuerzo diferente a la vacuna inicial aumenta los niveles de anticuerpos. 

De acuerdo a este estudio, que aún se encuentra en verificación,  las personas que recibieron la vacuna Johnson & Johnson y recibieron una dosis de refuerzo de la misma marca vieron registraron cuatro veces más niveles de anticuerpos en un plazo de 15 días que los que no recibieron refuerzos. 

Pero, por otro lado, los que recibieron la vacuna Johnson & Johnson y una dosis de refuerzo de Moderna, registraron niveles de anticuerpos 76 veces mayores. Mientras que los  que recibieron la dosis de refuerzo de Pfizer, aumentaron sus anticuerpos aproximadamente 35 veces. 

Josué Bautista Arteaga, expresidente de la Asociación Mexicana de Farmacovigilancia comentó a Expansión Política que la combinación de vacunas de diferentes fabricantes no es una práctica nueva en otro tipo de inmunizaciones. Y que hasta la fecha no hay efectos adversos diferentes a los que ya conocemos con los 'esquemas homólogos', por lo que no representa peligro la aplicación de esta dosis de refuerzo.