Cuando todo parecía mejorar respecto a la pandemia, una nueva cepa del coronavirus alerta a las autoridades sanitarias. Conoce todo lo que se sabe hasta ahora de la nueva variante Ómicron de coronavirus, antes conocida como la variante B.1.1.529 del COVID-19. 

Uno de los grandes retos de las epidemias generadas por los virus es la gran capacidad que estos poseen para evolucionar, cambiar sus componentes y formas de contagio. Esta es la razón por la que, enfermedades como el COVID-19 se expanden rápidamente y se crean nuevas variantes. 

Hace tan solo unos meses, la variante Delta fue la causante de una de las olas más grandes de esta enfermedad en gran parte del mundo. Y ahora, ante la perspectiva de una nueva cepa, la preocupación crece. 

¿Qué es la variante Ómicron?

Antes conocida como B.1.1.529, la variante Ómicron es una nueva cepa del coronavirus detectada en Sudáfrica. Desde hace algunas semanas, se había registrado un rápido aumento de casos positivos en Gauteng, donde se encuentra Johannesburgo, en donde durante los positivos rondaban los 200 diarios. 

Sin embargo, ya se han alcanzado hasta 2465 casos nuevos y las autoridades del país han expresado que esto lo relacionan a los casos confirmados de la nueva variante. Hasta hace unos días solo había 10 casos confirmados en el mundo, en Sudáfrica, Hong Kong, Botswana, sin embargo, debido al comportamiento del virus se sospecha que ya existan muchos más. 

¿Por qué es tan peligrosa la variante Ómicron?

La variante Ómicron ha preocupado a los científicos debido a que presenta más de 30 mutaciones. Según la información que se ha compartido, esta nueva variante posee mutaciones conocidas, que ya se habían detectado en cepas como la alfa y la beta, pero que no se habían registrado juntas. 

Gran parte de estas mutaciones conocidas han sido ligadas a una facilidad de transmisión, por lo que esto podría significar que la variante Ómicron es más contagiosa que sus predecesoras. Además, presenta nuevas mutaciones que hasta el momento no se habían detectado y esto genera preocupación entre los desarrolladores de vacunas. 

¿Cuáles son los síntomas de la variante Ómicron?

Por el momento, los síntomas de la variante Ómicron no parecen diferir de los ya conocidos. Que son:  

  • Fiebre
  • Tos
  • Cansancio
  • Pérdida del gusto o del olfato
  • Dolor de garganta
  • Dolor de cabeza
  • Molestias y dolores
  • Diarrea
  • Erupción cutánea o pérdida del color de los dedos de las manos o los pies
  • Ojos rojos o irritados
  • Dificultad para respirar o disnea
  • Pérdida de movilidad o del habla o sensación de confusión
  • Dolor en el pecho


Variante Ómicron: La OMS la cataloga como “variante de interés”

Aunque la información de la variante B.1.1.529 del virus SARS-COV2 ya había circulado desde inicios de noviembre, el día de hoy fue cuando la Organización Mundial de la Salud se pronunció oficialmente sobre ella y la catalogó como “variante de interés”.

Una nueva cepa recibe esta clasificación cuando presenta:

  • Aumento de la transmisibilidad.
  • Aumento de la virulencia (daño a su receptor).
  • Disminución de la efectividad en los diagnósticos, vacunas y tratamientos.

Esto quiere decir que las autoridades sanitarias mundiales deberán estar atentas y preparadas para la llegada de este virus. Sin embargo, se invita al público a mantener la calma y seguir las medidas de precaución conocidas.