El tenis mexicano duró un suspiró en los Juegos Olímpicos de Tokio, pues con la derrota de Giuliana Olmos y Renata Zarazúa en la primera ronda del dobles femenino ante las españolas Paula Badosa y Sara Sorribes ya no queda representantes en la disciplina.

Pareció que las españolas resolverían el partido sin mayores inconvenientes luego de cerrar el primer set con una diferencia de 6-2. Sin embargo, no harían otra cosa que despertar el alma de guerreras de las representantes aztecas, que mejoraron mucho su producción de allí en adelante.

Así, Olmos y Zarazúa se llevaron el segundo set 7-6 y obligaron a que el partido se definiera en el súper tiebreakEn una definición muy ajustada, Badosa y Sorribes terminaron ganando un par de puntos claves para cerrar el tercero con diferencia de 10-7 y conseguir la clasificación a cuartos de final.

México solo acudió con estas dos tenistas a la cita olímpica, por lo que la derrota que se sumó a la que la propia Renata Zarazúa sufrió ayer 2-0 ante la japonesa Misaki Doi en singles puso fin a la participación del tenis en Tokio.

Quedará para destacar el hecho de que en el dobles le hayan plantado batalla a una pareja que viene instalada en el Top-30. Sin dudas un empujón anímico para pensar en ir por más en el circuito profesional.