Con la llegada de las plataformas de streaming, en especial con la abrupta aparición de Netflix, la manera de consumir los medios audiovisuales cambió abruptamente poniendo a las series como la elección predilecta a la hora de sentarse a disfrutar algo. Las charlas del ascensor dejaron de tratarse sobre el clima y se convirtieron en hablar de la última temporada de la serie de moda (que puede ir desde La Casa de Papel hasta Game of Thrones), y las parejas se pelean si uno de los dos avanza algún capítulo en la serie que están viendo juntos.

Sin embargo, este fanatismo tiene una principal característica: es tan intenso como efímero. Una semana las tendencias se centran en las aventuras de Loki en Disney Plus pero a la siguiente todo el mundo ya olvidó al hermano de Thor y las charlas se centran en los robos de Lupin en Netflix.

Esta necesidad de consumo hace que muchas series sean canceladas sin permitirsele el tiempo de poder alcanzar su potencial, o no llegan a contar la historia que se quería contar.  Por eso, casi como un homenaje a esos soldados caídos,  te acercamos estas 30 series que tuvieron que vivir un final abrupto de manera inmerecida. 

30. Daredevil

Una verdadera joya que sufrió la mala suerte de ser parte de un malogrado acuerdo entre Netflix y Disney. Daredevil fue la primera de unas cuantas series de Marvel que desembarcaron en la plataforma de la N roja. En sus tres temporadas no solo recibió excelentes críticas sino que además, creó una comunidad de fanáticos muy fiel a su alrededor.

Sin embargo, la llegada de Disney Plus hizo que todos los contenidos de Marvel volvieran a su casa madre, dejando en un limbo tanto a Daredevil como a sus compañeros The Defenders. La buena noticia es que, según los rumores, Charlie Cox podría volver a interpretar al Demonio de Hell Kitchen en la nueva película de Spider-Man. A cruzar los dedos. 

29. Away

Una serie protagonizada por Hillary Shank tenía que ser un éxito, sobre todo si venía de la mano de Netflix. La premisa de Away desde el vamos era interesante, una mujer astronauta decide ir a una misión a Marte por tres meses, claro que cabe mencionar que la protagonista de esta serie no sólo estaba casada, sino que además tenía una hija adolescente, generando su decisión de irse una gran serie de problemas entre los personajes.

La falta de una audiencia masiva hizo que la plataforma de streaming ignorara las interesantes críticas que había recibido, dejando a esta serie sin una segunda temporada que, al menos por argumento, parecía que podía darle muchos más condimentos a esta particular historia.

28. Deadwood

Grandes actuaciones, ambientación de época, sheriff, bandidos y un Golden Globe; este westerns de Fox parecía tener todo lo que se necesitaba para durar mucho años al aire. Sin embargo, y sin un cierre en su historia, Deadwood terminó en su tercera temporada, dejando muchas interrogantes y a sus personajes sin ningún final aparente.

La historia, ambientada en 1876, se centraba en un pueblo del viejo oeste olvidado por las leyes y el orden. Lejos de tener personajes estereotipados, como suele ocurrir en este tipo de shows, Deadwood brillaba a la hora de mostrar las contradicciones y los problemas de un grupo de personas, que hacían lo necesario para sobrevivir en un mundo cruel y despiadado. Por suerte hubo una película  13 años después de su cancelación, para  cerrar un poco la historia. 

27. The get down

Posiblemente los ejecutivos de Netflix aún tengan pesadillas con esta exótica serie musical que llegó en 2016 destinada a convertirse en el buque insignia de la plataforma de streaming. Con una producción espectacular y un elencazo adelante y atrás de cámara la historia giraba en torno a Zeke, un joven afroamericano con ganas de triunfar en el mundo mientras da sus primeros pasos en el Hip Hop.

Anclada en los inicios de la contracultura de los años 70, la serie muestra los inicios de este género musical con una calidad digna de las grandes producciones de Hollywood. Su cancelación tras una sola temporada parece estar más atada al increíble presupuesto de 120 millones de dólares que terminó gastando Netflix para producirla que a falta de interés de la audiencia.

26. Santa Clarita Diet

Admitimos que la premisa de esta serie fue extraña para todos; Sheila, interpretada por la siempre genial Drew Barrymore, se convierte de un día para el otro en un muerto viviente, aunque claro, nadie además de su familia parece notarlo. El problema surge cuando descubren que lo único que ella puede comer son otras personas, por lo que lo único que pueden hacer es empezar a cazar personas para que ella pueda seguir existiendo.

Después de tres temporadas, y dejar un final súper abierto, Netflix dejó de apostar por esta particular comedia gore. Una verdadera lástima porque no solo había conseguido recibir grandes críticas sino también tenía un público realmente fiel.

25. The Michael J Fox show

Desde su aparición en la icónica saga de películas de Volver al Futuro, Michael Fox se instaló en el corazón de todo el mundo, por lo que cuando se supo que iba a protagonizar una serie televisiva sobre su vida, y su lucha contra el parkinson que lo aqueja, captó la atención de una nutrida audiencia que le es fiel.

Sin embargo luego de recibir críticas desparejas (a tal punto que Entertainment Weekly la consideró una de las mejores cinco series del año, mientras que The New York Times dijo que la serie carecía de gracia) la NBC decidió cancelarla, sin posibilidades de hacer una segunda temporada.

24. Designated Survivor

Nadie puede dudar que en poco tiempo Designated Survivor logró entablar una gran fidelidad con su público. Después de que la cadena ABC la cancelara tras dos temporadas, Netflix oyó el clamor de sus fanáticos y no solo compró la serie, sino que además produjo una tercera temporada.

Sin embargo, cuando todos estaban a la espera de una cuarta temporada que pudiera servir como cierre del argumento, la plataforma de la N roja anunció que no habría nuevos episodios. Parece difícil que alguna otra cadena decida revivir a esta serie por segunda vez, por lo que seguramente la historia quedará para siempre inconclusa. 

23. Carnivàle

Carnivàle es una de esas series que solo HBO puede dar, elaborada con una calidad técnica impresionante, el punto fuerte  era su capacidad para generar la atención de sus espectadores, a base de una gran cantidad de misterios que lentamente (tal vez demasiado) iban siendo revelados. Sin embargo, esto le terminó jugando en contra luego de que la serie fuera cancelada en la segunda temporada, dejando a sus fanáticos con más dudas que certezas. 

El argumento gira alrededor de un circo repleto de personas con habilidades muy particulares, pero detrás de esto lo verdaderamente trascendente tiene que ver con la eterna pelea entre el bien y el mal. 

22. Tuca & Bertie

Luego de la gran experiencia de Netflix con la animación antropomórfica con Bojack Horseman, la plataforma de streaming de la N roja decidió apostar por una serie con, al menos visualmente, similares características. Tuca & Bertie fue la respuesta a esta necesidad, sin embargo, este show protagonizado por dos aves no tuvo la mejor de las suertes.

Con una sola temporada de crédito, y con un formato acotado a doce capítulos, es difícil instalar un producto sobre todo en el género de animación para adultos. Por eso, fue una sorpresa para todos cuando la crítica especializada habló maravillas de esta serie. El problema es que no tuvo la misma suerte con el público, por lo que no recibió la oportunidad de una segunda temporada para revertir esta mala racha.

21. The Society

Si algo le ha funcionado a Netflix es sin dudas poner a adolescentes como protagonistas, los ejemplos sobran. Por eso, es que sorprende tanto la poca paciencia que la plataforma de streaming le tuvo a The Society, más teniendo en cuenta las grandes expectativas que generó una vez estrenada.

Centrada en un grupo de estudiantes de escuela que encuentran, de un momento a otro, a toda la población de su ciudad desaparecida, la serie cruza una infinidad de enigmas de esos que logran que te quedes viendo capítulo tras capítulo sin parar. Aunque en esta ocasión, la pandemia tuvo bastante que ver con este final funesto.

20. The OA

Junto a Dark y obviamente Stranger Things, The OA fue la gran apuesta de Netflix en las series de ciencia ficción, sin embargo, esta última no tuvo la misma suerte que las dos antes mencionadas y luego de su segunda temporada, dónde dejó un final súper abierto, la plataforma de streaming anunció que ni siquiera habría una tercera temporada que resuelva un poco los misterios alrededor de la serie. 

El argumento gira alrededor de Prairie Johnson, una joven rusa que es adoptada de pequeña por una pareja estadounidense. Previo a conocer a su nueva familia, la pequeña había quedado ciega, sin embargo, luego de desaparecer por siete años sin explicaciones aparentes, recuperó su vista.

19. Hostages

A pesar de no ser una de las series más esperadas, su aparición en el mundo televisivo sorprendió gracias a su particular argumento. Toni Colette, interpretando a la doctora Elen Sanders, es convocada para operar al presidente de los Estados Unidos; cuando de repente, un grupo terrorista secuestra a su familia y le dice que la única manera de salvarlos es dejando que el presidente muera en la operación.

A pesar de recibir buenas críticas y amasar un público fiel, los productores no supieron cómo continuar la serie, por lo que decidieron cancelarla con solo una temporada. Una pena, ya que la versión israelí del show sí logró ser renovada. 

18. DAYBREAK

Basada en un cómic y con  zombis y adolescentes como principales protagonistas donde la búsqueda del amor refuerza la fórmula; Daybreak tenía todo para convertirse en una de esas series largas que generan culto, sin embargo, luego de su primera temporada , sorprendentemente el final llegó.

Las causas son muy extrañas, teniendo en cuenta que ya se había formado alrededor de la serie un intenso fandom que no se tomó la noticia de la mejor manera, especialmente en las redes, donde hasta hicieron campañas intentando lograr que se terminara la historia de Josh Wheeler. Pero, por ahora, sin éxito.

17. Anne With An E

Es verdad que pudimos ver mucho de la historia de Anne Shirley-Cuthbert en las tres temporada que tuvimos de la serie, sin embargo, teniendo tantos fanáticos alrededor de este hermoso show, parece inentendible que no haya habido siquiera un intento para poder disfrutar de una cuarta temporada. 

Varios rumores apuntan a que el esperado desenlace podría llegar a modo de película, más teniendo en cuenta la gran cantidad de incógnitas que quedaron alrededor de esta serie, pero a pesar de las versiones que corren, aún no llega confirmación oficial de esto, por lo que sumado a la pandemia y a que la protagonista ya es bastante más grande que en el final de la serie, podría ser que la oportunidad de volver a ver a Anne ya no llegue.

16. Cristal Oscuro: La era de la resistencia

En 1982 la película Cristal Oscuro llegó a los cines y sorprendió al mundo, con una premisa extraña para la época (una película de ciencia ficción protagonizada por muñecos), dejó su huella lo suficientemente fuerte en una generación como para que casi 40 años después, Netflix decidiera hacer una serie sobre el pasado de la franquicia.

La era de la resistencia estuvo lejos de ser perfecta y sin dudar resultó extraña para el espectador casual, sin embargo, no solo ganó un premio Emmy sino que además logró cosechar una buena cantidad de fanáticos entusiasmados con esta historia. Con el final de la primera temporada, y al ver que los números no se acercaron a lo que pretendían desde el estudio, decidieron no renovarle para una segunda. Una verdadera decepción.

15. Los Ángeles de Charlie

A pesar del riesgo de ser repetitivo, apostar por una franquicia famosa suele ser una fórmula de éxito en los últimos años, por lo que cuando en 2011 se anunció que llegaría una nueva serie de Los Ángeles de Charlie nadie podía imaginar el polémico desenlace que tendría.

Es que después de tener bajos números en sus primeros episodios, la cadena ABC decidió remover de su pantalla la serie en el cuarto capítulo, sin dejar que se emitan los otros cuatro episodios que ya tenían grabados. No costaba nada darle un cierre a esta serie que, a pesar de no ser la mejor, tenía a los fanáticos de la saga enganchados.

14. V-WARS

El género de vampiros viene siendo exprimido hasta el cansancio desde el estreno de la primer película de la saga Crepúsculo hasta la actualidad, por eso, fue una sorpresa para todos cuando V-WARS estrenó su primer episodio, planteando la serie de una manera mucho más contemporánea y realista de lo que suele orientarse este tipo de shows. 

A pesar de un pequeño pero intenso fandom, la serie no llegó a cosechar los números esperados por la productora, por lo que no logró conseguir una renovación de su primera temporada. Una verdadera lástima, teniendo en cuenta que muchas personas llegaron a la serie cuando la decisión ya había sido tomada.

13. FlashForward

Sin duda Lost hizo escuela en las series en lo que se refiere a saltos en el tiempo, por eso, apenas terminó la serie de los náufragos, FlashForward quiso tomar la posta como la serie de plot twist del momento. Sin embargo, y para el lamento de más de uno, no pudo sobrevivir a más de una temporada.

Y la verdad es que fue una lástima, ya que la serie contaba con un argumento muy interesante. Durante 2 minutos y 17 segundos todas las personas del mundo perdieron el conocimiento al mismo tiempo, en ese lapso, pudieron ver lo que pasaría en sus vidas en los próximos seis meses. Una buena idea que quedó truncada antes de alcanzar su techo. 

12. Terra Nova

Sin lugar a dudas en la previa Terra Nova apuntaba a convertirse en la serie de Ciencia Ficción del momento, no sólo por el gran presupuesto que había invertido la FOX sino porque tenía como uno de sus productores a una leyenda en el mundo del espectáculo: Steven Spielberg.

Por desgracia, la serie no duró más de 13 capítulos antes de ser cancelada, dejando a todos sus fanáticos con una infinidad de misterios sin resolver. Es verdad que en la primera parte de la temporada los capítulos son lentos y como poca gracia, sin embargo, en la segunda mitad la serie se vuelve realmente buena y, sumado al ya interesante mundo que planteaba (que contaba con el futuro, planetas distantes y hasta dinosaurios), hizo que muchos se sintieran decepcionados al enterarse de su cancelación.

11. Viva Laughlin

Pero Terra Nova no es el único caso de una serie cancelada a pesar de la presencia de una estrella en su producción, Viva Laughlin también lo sufrió y hasta más cruelmente. Esta serie con formato de musical, pintaba para ser una de las preferidas de la temporada, y con expectativa de larga vida en la  pantalla, entre otras cosas porque atrás de la cámara (y también por momentos delante) contaba con la presencia de Hugh Jackman.

Basada en la serie de la BBC Viva Blackpool, la historia se centra en Ripley Holden, un experto en juegos de azar que decide abrir su propio casino, pero termina envuelto en un funesto crimen. Aunque claro, el verdadero crimen fue las pocas oportunidades que le dieron a esta serie, que con tan sólo dos capítulos en el aire fue cancelada, dejando a los seis restantes sin ser emitidos jamás. Como mínimo exagerado. 

10. Dark

Es verdad que Dark es una de las pocas series de esta lista que sí tuvo un final digno, sin embargo, y luego de las dos primeras temporadas de altísimo nivel, se notó demasiado que la producción apresuró  las cosas al cerrar el show en su tercera temporada.

Con pocas explicaciones y a las apuradas, Dark desarrolló desprolijamente , el argumento que mínimo necesitaba una temporada más de despliegue; lo que provocó  que el cierre alcance un nivel muy menor del resto de la serie. Una verdadera lástima teniendo en cuenta que los fanáticos bien habrían aceptado esperar un año para disfrutar de un final a la altura de sus expectativas.

09. Gypsy

Con solo una temporada encima, fue una sorpresa para todos que Netflix decidiera no renovar esa particular serie. Más teniendo en cuenta que la protagonizaba una actriz de muchísimo renombre, como es Naomi Watts y la dirigía Sam Taylor-Johson, conocida entre otras cosas por ser la directora del éxito comercial de 50 sombras de Grey. 

La historia se basaba en una psicóloga que no se destacaba por hacer las cosas del todo bien, a tal punto que empezó a acechar a la ex pareja de uno de sus pacientes. La razón de su no renovación no parece estar en la calidad de la serie, sino más bien el costo, ya que Watts tenía un contrato de 275 mil dólares por capítulo.

08. Glow

Cuando Glow llegó a Netflix rápidamente se convirtió en uno de sus buques insignia, especialmente entre el público femenino. Con una fotografía súper colorida, y una historia que se movía a la perfección entre la alegría y la tristeza, estaba llamado a ser un programa de larga duración.

Por eso fue una sorpresa para todos cuando se anunció que se cancelaría la cuarta temporada, dejando a la serie con un agridulce final abierto. Lo más extraño es que la plataforma de streaming incluso había comenzado a rodar la nueva temporada, pero al aparecer la pandemia obligó a pausar la producción y dicha interrupción provocó que la serie terminara siendo cancelada.

07. Terminator: The Sarah Connor Chronicles

Cuando se toca a franquicias con tanta historia e importancia como Terminator se sabe que se está jugando con fuego. Es que no importa si la serie es buena o mala, siempre recibirá críticas por parte de los fanáticos más acérrimos. Sin embargo, y en contraposición, también se sabe que recibirá un apoyo extra por parte de los millones que disfrutan  ver  sus historias favoritas.

Por eso, fue tan extraño que esta particular adaptación del mundo de James Cameron se viera cancelada luego de su segunda temporada, sin siquiera darle un final aparente y dejando cientos de incógnitas sin resolver.

06. Mindhunter

Posiblemente lo que más molesta alrededor del final de Mindhunter es que realmente no se sabe que pasó con Mindhunter y porque desde Netflix no se juegan en hacer una nueva temporada de esta espectacular serie creada por el siempre interesante director David Fincher. 

La historia de la serie gira alrededor de dos investigadores que empiezan a trabajar juntos intentando crear un perfil de los asesinos en serie, antes de que siquiera existiera esta definición en el mundo. Con una calidad impresionante y actuaciones dignas de las películas más famosaas de Hollywood, no se entiende la decisión de no seguir con esta tremenda serie que tenía aún mucha tela para cortar.

05. PanAm

Las series ambientadas en otras épocas siempre gustan, sobre todo cuando tienen una calidad de ambientación y vestuario como la tenía PanAm, si a eso se le suma a Christina Ricci como protagonista y un argumento lleno de misterios, viajes y espías, el éxito parece asegurado.

Sin embargo, a los ejecutivos de Sony no les pareció lo mismo, a tal punto que con solo catorce capítulos emitidos decidieron cancelar la serie, sin posibilidad alguna de una segunda temporada. Una verdadera lástima. 

04. Altered carbon

Concebida para ser la estrella de Netflix, con un alto presupuesto y producción; esta serie había generado  tanta expectativa que terminó siendo esto mismo, lo que  condenó a Altered carbon a su final, al no responder con audiencia lo que se esperaban de ella. 

Una decisión que parece un poco injusta, teniendo en cuenta que había logrado crear un sólido grupo de fanáticos, sumados a los que ya tenía gracias a la novela original en la que se basó. La historia había dado un giro que había levantado notablemente el nivel de la serie, pero evidentemente esto no alcanzó. Así engrosó la lista de las series que terminan siendo condenadas por el hype que ella mismas se encargan de crear.

03. Esta mierda me supera

La serie de adolescentes con tintes ochentosos suelen ser un sinónimo de éxito para Netflix, que exprimió al máximo este tipo de formatos. Por eso, cuando apareció “Esta mierda me supera”, todos suponían que se convertiría en un éxito inmediato. Lo que provocó aún más sorpresa en su anticipado final.

A favor de la plataforma de streaming, se notó que su cancelación no fue una decisión fácil y se dio en el marco de la pandemia por coronavirus que se vive desde el año pasado. Sin embargo, los fanáticos del programa creen que tal vez se podría haber tomado una decisión menos terminal, y en vez de cancelar la serie, ponerla en pausa hasta que la situación haya mejorado.

02. Alcatraz

J.J. Abrams es sinónimo de calidad y éxito en la audiencia, series como Lost y Fringe son las pruebas irrefutables de esto. Por eso, es inentendible las pocas oportunidades que se le dio a Alcatraz, la serie que se creó tras el boom de los náufragos, de seguir al menos un año más en la pantalla. 

Situada en la prisión, el argumento del show giraba alrededor de la búsqueda de 20 guardias y presos que habían desaparecido misteriosamente 50 años atrás. Una sola temporada pudimos disfrutar de esta serie que, lejos de ser perfecta, merecía una renovación para poder terminar de desarrollar su trama. Una lástima además porque contaba entre sus actores con Jorge García, conocido como el querido Hugo Reyes de Lost. 

01. El mundo oculto de Sabrina

Entre todas las cancelaciones inentendibles de Netflix, Sabrina encabeza la lista por mucho. El reboot de la bruja adolescente favorita de todos no sólo había sido un gran éxito viral, sino que había creado una impresionante comunidad joven, gracias a sus temáticas liberales y su divertido modo de mostrar la brujería.

La razón de su cancelación, según se dice, tiene que ver con una estrategia comercial por parte de la plataforma de Streaming, que ve más rentable promocionar nuevas series que alargar programas con más de cuatro temporadas. Rentable o no, la gran cantidad de fanáticos de Sabrina no se tomaron la noticia de la mejor manera.