Arde la Academia

Arde la Academia

Arde la Academia

Arde la Academia

(Por Leandro Brovelli) Cuando los minutos iban delineando un futuro prometedor para la academia, la daga del tridente quebró la armonía y el soplo caluroso del infierno quemó los manuales de la coherencia. 1 a 0 fue el final del clásico en el sur de la Provincia de Buenos Aires y, como hace once años, el rojo se llevó los laureles. El clásico de Avellaneda, una vez más, fue emotivo en la previa y menesteroso en el juego. Plagado de imprecisiones, nerviosismos y desarreglos tácticos, el transcurrir del espectáculo distó de ser un clásico entre grandes para convertirse en una disputa por la mediocridad. Independiente estrenaba DT porque “El turco” Mohamed decidió asumir una parada difícil –vaya paradoja de la vida que un técnico necesite apagar el fuego de un equipo apodado “los diablos rojos”- y dar a conocerse frente al público de Independiente. La continuidad de Hilario navarro, la titularidad de Gracián y la persistencia de intentar con los juveniles son las notas sobresalientes del nuevo conductor técnico del rojo. Russo por su parte apostó por un esquema que logró vulnerar la proyección de Mareque y dejar campo libre para la zona central. ¿Libre para la creación? Con la ausencia de la figura Giovanni Moreno uno esperaría que ese rol fuese ocupado por el ex jugador de huracán pero fue justamente en ese terreno donde un apodo dio más frutos que nunca y Toranzo no hizo otra cosa mas que agua. Lo cierto es que los cambios fueron magros y el primer tiempo fue sintomático de esta apreciación. Sin embargo, luego de que Hauche se las ingeniara para imprimir de emoción al público de Racing e Hilario Navarro les devuelva la tranquilidad a los simpatizantes locales, el juvenil Cristian Baéz apareció por detrás en un corner, como quien llega timorato a un regimiento pero termina siendo el adalid de una tropa, y con un frentazo cruzado marcó el 1 a 0. La segunda parte fue anecdótica. Si bien los cambios influyeron en la intención más que en la realidad, ni Castromán ni Bieler pudieron ser lo suficientemente agresivos como para revertir la situación. A tal punto, que la balanza se pudo haber inclinado hacia el infierno y decretar una goleada: “el patito” Rodriguez y Gomez desperdiciaron la oportunidad de quedar en la vitrina de los ovacionados. A Racing le faltó claridad para ganarlo; a Independiente le faltó fútbol para alardear con la victoria. Si bien el relato parecía marcar un revés a los once años de sequía, la historia se repitió y las bibliotecas de la Academia ardieron en llamas una vez más. Acá el único gol del partido: httpvh://www.youtube.com/watch?v=vMAAhwBNmxs

Temas:

  • hauche
  • independiente
  • clásico
  • baez
  • navarro
  • diablos
  • rojo
  • academia
  • Racing

Lee También

Comentarios

sumate

Recibí las últimas noticias en tu casilla de E-mail