Ha pasado casi una década desde que el hombre más rico de México, y en aquel entonces también de todo el mundo, estremeció el futbol mexicano con su llegada; enfundado en la camiseta del León en 2012 Carlos Slim se presentó como accionista de Grupo Pachuca, que en México es dueño de La Fiera, Pachuca, y en divisiones inferiores a los Mineros de Zacatecas y los Coyotes de Tlaxcala.

Este 28 de enero, el empresario mexicano cumple 81 años de vida, muchos de ellos relacionados con el deporte y el futbol, pues para nadie es un secreto que es un apasionado del beisbol, pero también un aficionado de Pumas a morir, pues su corazón le pertenece a la Universidad Nacional Autónoma de México desde que comenzó a estudiar la preparatoria en sus aulas.

 

Carlos Slim y el renacer de La Fiera

De acuerdo con información de El EconomistaCarlos Slim fue dueño del 30% de las acciones de los equipos mexicanos de futbol de Grupo Pachuca a partir de 2012 y hasta 2017, así como parte de la  Universidad del Futbol, y en el plano internacional de Talleres en ArgentinaEverton en Chile, con una inversión inicial de 100 millones de dólares.

Desde entonces, el equipo que más disfrutó y aprovechó la presencia del magnate mexicano en el futbol fue el León, que de su mano logró volver a ser protagonista en la Liga MX y recuperar la gloria de la que se tenía recuerdo de la década de los 40 y 50, muy a pesar de la última Final de Liga perdida, en el Invierno del 97 ante Cruz Azul y el doloroso descenso del 2002.

A Carlos Slim siempre se le vio con la camiseta esmeralda bien puesta y presente en algunos partidos de los Panzas Verdes; y así, logró ser testigo del histórico Bicampeonato de Liga del León, tras vencer en el Apertura 2013 al América en el Estadio Azteca y  en el Clausura 2014 al mismo Pachuca, en el Estadio Hidalgo.

 

Un pedacito de gloria para Pachuca

Pero los Tuzos no se quedaron atrás en éxitos y para el Clausura 2016 también lograron coronarse como monarcas del futbol mexicano, al vencer en el recién estrenado Estadio BBVA a los Rayados, y contando en sus filas con jugadores como Hirving Lozano; además, un año más tarde también levantaron el título de la Liga de Campeones de la Concacaf al vencer a Tigres.

Fue en este año, en 2017, cuando Grupo Pachuca anunció el final de su relación con Carlos Slim, a quien, de acuerdo con información del diario AS, le pagó 200 millones de dólares para recuperar el 100% del control de su empresa, lo cual aceptó el ingeniero nacido en la Ciudad de México, a pesar de que su deseo era recibir como pago de su inversión al equipo de León.

 

¿Por qué se separaron Carlos Slim y Grupo Pachuca?

La ambición de Carlos Slim no fue del agrado de sus socios, pues trascendió que el dueño de Grupo Carso deseaba adquirir más acciones de Grupo Pachuca, un 49%, para tener más poder en la toma de decisiones, y su apuesta era posteriormente quedarse en su totalidad con la empresa.

Situación que fue rechazada totalmente por Jesús Martínez, presidente de Grupo Pachuca, quien nunca tuvo la intención de deshacerse de sus negocios en el futbol, por lo que le dejó claro a Carlos Slim que no lo haría y fue entonces cuando la relación se quebró, terminando su sociedad en 2017.

No obstante, Carlos Slim no se alejó por completo del futbol mexicano, pues al menos se mantiene presente hasta la fecha al conservar los derechos de transmisión de León y Pachuca por Claro Sports, como propiedad de América Móvil.

Carlos Slim y el sueño europeo

Según publicó la revista Forbes en su lista de billonarios 'en tiempo real', Carlos Slim es el hombre más rico de América Latina, con una fortuna actual estimada en 58 500 millones de dólares, lo cual lo coloca en el sitio 21 dentro de la lista de las personas más ricas del mundo.

Es así que con el objetivo de diversificar sus patrimonios, mientras llegaba al futbol mexicano, Carlos Slim también decidió apostarle al balompié español, pues ese mismo año, en 2012, el empresario mexicano adquirió al Real Oviedo, con una inversión inicial de 2 millones de euros, para convertirse en el accionista mayor del club asturiano, de acuerdo con el mismo medio.

Para el 2020, Carlos Slim ya era el dueño de un equipo de futbol más rico del mundo, gracias al equipo de la segunda división de España, con una fortuna que en ese entonces ascendía a los 48,900 millones de dólares.