arrow_downward
menu
arrow_drop_down
search

OTROS DEPORTES

Ten en cuenta estas precauciones para continuar con tus entrenamientos.

Otros Vida Sana

Coronavirus y entrenamiento físico: 20 consejos para ejercitarse sin riesgos

Estas medidas preventivas te ayudarán a disminuir las probabilidades de contagio y continuar con tus rutinas de entrenamiento.

Ten en cuenta estas precauciones para continuar con tus entrenamientos.

Ten en cuenta estas precauciones para continuar con tus entrenamientos.

La enfermedad COVID-19, más conocida como coronavirus, ha puesto a todo el mundo entero alerta. Cada persona debe tomar los recaudos necesarios para evitar el contagio y estar consciente de los síntomas, como fiebre y escalofríos, tos y estornudos, dolor de garganta, malestar general, respiración acelerada y sensación de falta de aire. En caso de presentar algunos de estos o similares, lo que se debe hacer es acudir inmediatamente a un establecimiento de salud.

Para aquellas personas que disfrutan y suelen hacer ejercicio, ya sea salir a correr o ir a un gimnasio, existen algunas medidas que se pueden tomar para continuar con sus rutinas. El ejercicio aeróbico favorece el flujo sanguíneo, por lo que aumenta el movimiento de las células para combatir infecciones. Cabe destacar que el sudor no puede transmitir el virus, pero los objetos con los que estamos en contacto cuando nos ejercitamos, como las pesas, son un problema.

Es importante conservar una dieta saludable y mantener las defensas del organismo altas para prevenir el contagio. Es por eso que reunimos 20 consejos y recomendaciones para cuando nos ejercitamos.

20. Consumir vitamina C

Jugo de naranja, rico en vitamina C.

La vitamina C es fundamental para nuestra nutrición diaria y muy necesaria para cuando hacemos ejercicio. Pero también es un arma muy poderosa contra las enfermedades, como la gripe y el resfriado.

Todos los alimentos cítricos son ricos en vitamina C, como el limón, la naranja, la mandarina, entre otros. También están los vegetales de color verde oscuro como el berro y la espinaca.

19. Ejercitarse al sol

Personas aprovechando la luz solar para entrenar.

Los virus se propagan con mayor facilidad cuando las temperaturas son bajas, por lo que estar expuestos a climas más cálidos dificultarán la supervivencia de los mismos. Una buena alternativa de prevención es ejercitarse bajo la luz del sol, de esta forma se reducirían las posibilidades de contagio.

Además, es preferible hacer actividad física en espacios abiertos. Aprovecha los momentos en los que el calor aumenta y haya luz solar para entrenar al aire libre.

18. Lavar la ropa que usamos durante el entrenamiento

Lava la ropa tras su uso.

Cuando terminamos nuestra sesión de entrenamiento o volvemos a nuestras casas luego de salir a correr, lo primero que queremos hacer, además de hidratarnos, es bañarnos. De esta forma, limpiamos el sudor de nuestro cuerpo y las bacterias.

Lo mismo ocurre con la ropa que utilizamos mientras hacemos ejercicios. Es recomendable ponerla en el lavadero lo antes posible tras su uso.

17. Frutos secos

Mantienen las defensas altas.

Unos alimentos que proporcionan una gran fuente de energía son los frutos secos, como las almendras o nueces. Son ideales para después del entrenamiento, aunque también hay que controlarse y no consumirlas en exceso.

Lo mejor es que también sirven para mantener las defensas altas. Contienen Vitamina E, por lo que funcionan como antioxidantes y mejoran la respuesta del cuerpo ante una posible infección.

16. Spray con alcohol

Debe tener 70% de alcohol y el resto agua.

Puede formar parte de tu pequeño equipo de prevención personal. Si vas a gimnasios y no confías completamente de los métodos desinfectantes que utilizan, una opción es armar uno propio.

Llena una pequeña botella y consigue una tapa con rociador. Dentro del envase debes incluir al menos 70% de alcohol y el resto agua.

15. Toallitas desinfectantes

Puedes llevarlas al gimnasio contigo.

Es importante limpiar y desinfectar los objetos y superficies que se tocan, sobre todo cuando se tratan de lugares tan concurridos y encerrados como los gimnasios. Se supone que en la situación en la que vivimos actualmente, estos establecimientos toman las precauciones necesarias.

Sin embargo, es probable que no todos limpien los aparatos y objetos luego de utilizarlos. Puedes llevar tus toallitas desinfectantes para pasarles sobre las pesas y máquinas antes de ejercitarte.

14. Yogur

Yogur natural sin grasas.

Es uno de los alimentos más beneficiosos para después de entrenar o ir al gimnasio, siempre y cuando sea natural y sin grasa. Lo curioso es que también ayuda a la prevención de la gripe y resfriados.

Posee valores probióticos, por lo que mantiene las defensas del organismo altas y bloquea la multiplicación de los virus.

13. Parques por sobre gimnasios

Hay tomar precausiones en todo momento.

Si eres fanático del gimnasio toma todas las precauciones necesarias para disminuir los riesgos de contagio. Pero lo cierto es que es preferible hacer actividad física en espacios abiertos en los que no haya mucha concentración de gente.

Por supuesto que también debes tomar recaudos en caso de que prefieras ir a correr a algún parque o una plaza, sobre todo si el clima es frío.

12. Cubrirse el cabello

Se puede utilizar un gorro.

A la hora de hacer ejercicio, o cualquier otra actividad, también exponemos a nuestro cabello a estar en contacto con el virus. Lo mejor, por supuesto, es lavarlo constantemente.

Para cuando salimos a correr o vamos al gimnasio, una opción podría ser usar un gorrito para cubrirnos la cabeza. Luego de utilizarlo, lo lavas con el resto de tu ropa.

11. Lavarse las manos

Debe lavarse con jabón por al menos 20 segundos.

Es la principal medida de prevención individual. No puede ser sólo con agua, el jabón es fundamental. Debemos lavar nuestras manos por al menos 20 segundos, asegurándonos que frotamos bien las palmas, los dorsos y los dedos.

Nuestras manos están constantemente en contacto con gérmenes, ya sea por abrir una puerta o utilizar el transporte público, entre muchas otras cosas. Y lo mismo ocurre en un gimnasio, por ejemplo. Es importante lavarse las manos antes y después de ejercitarnos.

10. Evitar tocarnos la cara

Hay que evitar el contacto con el rostro.

Hay que tener en cuenta que el virus puede ingresar al cuerpo a través de los ojos, la nariz y la boca (las mucosas), por lo que es importante evitar el contacto constante con estas partes del cuerpo. Puede que mientras o después de hacer ejercicio sea difícil debido al sudor, pero tienes la posibilidad de utilizar una toalla o lavarte bien las manos antes de hacerlo.

Un dato curioso es que en Estados Unidos diseñaron una pulsera inteligente que vibra cada vez que el usuario se toca el rosto, lo que puede servir como una protección. El precio es de 49,99 dólares y los creadores sugieren que se usen en cada mano.

9. Mascarillas en lugares muy concurridos

Su uso depende de dónde te encuentres.

¿Sirven o no? Lo cierto es que pueden ser útiles cuando estés en lugares muy concurridos, como el gimnasio. Si te encuentras sano, no es necesario utilizarlas en todo momento, pero al estar en un sitio concurrido puedes llegar a toparte con alguien infectado.

Es importe lavarte bien las manos con agua y jabón antes de colocártela y, en caso de tocarla mientras la usas, volver a lavarte o utilizar desinfectante a base de alcohol.

8. Desinfectar los zapatos deportivos

Hay varias maneras de desinfectarlas tras su uso.

Los zapatos pueden propagar bacterias en tu hogar, por lo que es recomendable quitártelos cuando ingresas a tu casa. Pero obviamente que eso no es suficiente, también debes desinfectarlos. Puedes meterlas en el lavadero (si el material lo permite) o lavarlas directamente a mano y dejarlas secar al aire libre.

Por supuesto que no debes lavarlas luego de usarlas cada día. Una opción es utilizar alcohol o un paño con antiséptico. Los runners pueden meter sus zapatos deportivos en una bolsa de nylon, rociarlas con desinfectante y dejarlas al sol hasta nuevo uso.

7. Lentejas

Son una gran fuente de energía.

Es otro alimento rico en energía para el cuerpo y muy utilizado por los deportistas para aumentar su rendimiento a la hora de entrenar. Son fuente de hierro, hidratos de carbono, magnesio, potasio, vitamina B y zinc.

Es recomendable consumir lentejas, sobre todo para disminuir los riesgos de contagio. Activa la producción de glóbulos blancos en el organismo para combatir bacterias y virus.

6. No compartir botellas

Lleva tu propia botella de agua.

Luego de un entrenamiento, nuestro cuerpo necesita hidratarse y recuperar líquidos, por lo que sentimos sed y queremos beber agua lo antes posible. Sin embargo, podemos disminuir las probabilidades de contagio al usar nuestra propia botella y no compartirla.

Una de las vías de transmisión es a través de la boca, por lo que podemos ir al gimnasio o al parque para correr con una botella que llevemos desde nuestras casas y disminuir los riesgos.

5. Frutas

Es recomendable consumir frutas ricas en vitamina C.

Todo deportista suele incluir frutas a su dieta para mantener una alimentación saludable. Ahora también serán importantes para disminuir las probabilidades de contagio. Sobre todo, aquellas ricas en vitamina C.

Algunas de ellas son la fresa, la granada, el kiwi, el limón, la mandarina, la naranja y los pomelos. Fortalecen el sistema inmunológico y generan defensas contra las enfermedades, por lo que es recomendable su consumo diario.

4. Entrena en casa

Hay varios ejercicios que se pueden hacer sin pesas ni máquinas.

Por supuesto que siempre está la opción de entrenar en tu propia casa. Todo depende de los objetos que dispongas para hacer actividad física, pero también existen rutinas que incluyen ejercicios sin la necesidad de pesas o aparatos.

Algunos de ellos son: abdominales, flexiones de brazos, salto de estrella, sentadillas, planchas y estocadas para piernas.

3. Duerme lo suficiente

El cuerpo debe descansar correctamente.

Puede no ser fácil, con el trabajo, el estudio y la familia. Y más agregándole las rutinas de entrenamiento. Pero la realidad es que nuestro cuerpo necesita descansar correctamente, por lo que no deberíamos disminuir o cortar nuestras horas de sueño.

Si el cuerpo no está descansado, las defensas del organismo bajan. A eso le podemos agregar el estrés, el cual aumenta cuando tenemos pocas horas de sueño encima y disminuye la cantidad de glóbulos blancos para defendernos de posibles infecciones.

2. Agrégales ajo a tus comidas

Agrégale ajo a tus comidas.

Seguramente te preguntes qué beneficios tiene el ajo para antes o después de entrenar. En este caso, eso no es lo importante. Lo fundamental es que se trata de un antibiótico natural, con propiedades antibacteriana y antivirales, y se puede aplicar en casi cualquier comida saludable.

Incluirlo en tu dieta ayudará a mejorar tu sistema inmunológico. Aporta a nuestro cuerpo antioxidantes, calcio, enzimas, fósforo, potasio y zinc. ¡Tenlo muy en cuenta para tu próxima comida!

1. Mantenerse hidratado

Ayuda a eliminar las toxinas del cuerpo.

Es importante tomar líquidos antes, durante y después de hacer ejercicio para conservar el cuerpo hidratado. Pero en este caso, también es fundamental para eliminar las toxinas del cuerpo.

Beba mucha agua, pero también asegúrese de no compartir la botella o el vaso en el que lo haga.

Temas:

Lee También

Comentarios

Calendario Partidos



sumate

Recibe las últimas noticias en tu casilla de E-mail