Este martes, Costa de Marfil y Etiopía se encontraron frente a frente por la última fecha del Grupo K de las Eliminatorias para la Copa Africana de Naciones. Un partido clave en torno a las aspiraciones de ambos de acudir al mencionado certamen continental. Y todo terminó bien para ambos, aunque no tanto para el árbitro principal.

Cuando se jugaban 35 minutos de la etapa complementaria, Charles Bulu, el juez del compromiso, comenzó a sentirse mal por un golpe de calor y le terminó bajando la presión. Allí fue cuando los jugadores de ambos equipos, así como sus asistentes, empezaron a pedirle que se tire al suelo mientras era atendido por los médicos presentes.

Posteriormente, al árbitro de 34 años de edad se lo llevaron en camilla y se determinó el ingreso del cuarto árbitro como reemplazo, con el objetivo de completar los 10 minutos que faltaban. Sin embargo, esto no pudo llevarse a cabo como consecuencia de que el mencionado colegiado era marfileño. Sí, la nacionalidad del país local.

Cabe destacar que el partido se dio por terminado con Costa de Marfil imponiéndose por 3-1 gracias a las anotaciones conseguidas por Willy Boly (3'), Franck Kessié de penal (19') y Jean Kouassi (76'). Por su parte, Getaneh Kebede (74') fue el encargado del único tanto de Etiopía, que descontó transitoriamente pero no pudo hacer nada.

Gracias a este resultado final, ambos equipos consiguieron la clasificación hacia la Copa Africana de Naciones del próximo año. Costa de Marfil culminó en el primer lugar con 13 unidades, mientras que Etiopía ocupó el segundo escalón con nueve puntos. Pero lo cierto es que estos últimos dependieron del resultado del otro partido.

Sucede que, paralelamente, Madagascar y Niger empataron sin goles. Si los locales se quedaban con los tres puntos, Etiopía se hubiese quedado con las manos vacías y con las ganas de volver al mencionado certamen continental luego de tres ausencias consecutivas. Cabe destacar que la Copa Africana de Naciones 2022 se jugará en Camerún.