Existe una enorme gama de marcas que alcanzaron una visibilidad mundial y a partir de su inmersión en todos los mercados disponen de una vinculación directa con el inconsciente colectivo, que las reconoce de inmediato con solo divisar el logo o esas palabras. 


Ya sea en Asia o en Sudamérica todos los usuarios disfrutan de la misma bebida o utilizan ese calzado tan tradicional o consumen esos cafés tan sabrosos. Pero claro que detrás de esas etiquetas, y las enormes corporaciones, se esconde un punto cero, una piedra basal.


En la búsqueda de dilucidar el origen de esos nombres tan simbólicos, se buceará en las entrañas y saldrán a la luz situaciones peculiares, mucho más simples o azarosas de lo que se puede imaginar. Será cuestión de leer y dejarse llevar por estas historias tan atractivas.

25.Coca-Cola

No hay dudas que es la bebida más comercializada y consumida del planeta. Una marca única, poderosa, que engloba el disfrute de un sabor misterioso, que incluso nunca se ha develado la fórmula mágica. 

La mentada Coca-Cola se originó en 1886, pero no como un líquido para saciar la sed, sino como una especie de mezcla milagrosa que se vendía en farmacias para pelear contra la fatiga. Ese jarabe estaba compuesto por agua, azúcar, vino, hojas de coca y nuez de cola. Entonces al combinar los dos ingredientes principales llegó Coca-Cola. Increíble, ¿no?

24.Adidas

Ese gigante alemán que viste a millones de personas en todo el mundo, que engalana a los mejores equipos deportivos y que también representa un estilo de vida con su indumentaria aspiracional y coqueta.

Esa palabra tan extraña que identifica a esta empresa proviene de una idea muy simple. Resulta que dos hermanos, Adolf y Rudolf Dassler trabajaban juntos en su propia fábrica de zapatos. Las diferencias provocaron que se separaran, así Adolf creó su compañía y decidió juntar su apodo “Adi” con las primeras letras de su apellido “Das”. Lo más extraño es que su hermano también fundó su emprendimiento, nada más y nada menos que Puma. Dos visionarios.

23.Canon

Sinónimo de calidad en dispositivos fotográficos, incluso catalogada como de las mejores en el mercado, al punto que los profesionales de esa actividad maravillosa de captar momentos con la lente la eligen continuamente para desarrollar su tarea.

Ese término peculiar que identifica a Canon proviene de la evolución de la denominación de su primera cámara, la Kwannon. Eso disponía como raíz un homenaje a una diosa budista de la misericordia, Kuan Yin. Un origen más espiritual, pero igual de fascinante.

22.Pepsi

La histórica rival de Coca-Cola, vilipendiada por muchos y aclamada por una enorme cantidad de consumidores en toda la Tierra. Pepsi también nació como una medicina, como un mejunje para combatir en este caso un trastorno digestivo. 

Esta marca brotó en 1893 y en la búsqueda de paliar la dolencia estomacal se le incluyó en su mezcla la pepsina, que es una enzima digestiva. Este elemento se transformó a la postre en la cualidad para darle identidad, dado que en 1898 se lllamó a la bebida como Pepsi-Cola. 

21.Apple

Conciso, directo, corto y contundente. Apple pareciera no contener grandes historias en su denominación, pero en realidad siempre pulularon varias teorías. Por un lado se especuló que se trataba de un homenaje a la manzana de Newton, para su famosa teoría, aunque también se creyó que derivaba de la manzana envenenada que le provocó la muerte al científico Alan Turing, el creador de la computación.

En realidad el nombre surgió de un episodio fortuito de Steve Jobs, que en esa época se sometió a una dieta de fruta por la cual visitó una huerta de manzanas. Ese paseo le activó la lamparita ya que ese término permitía vincular su marca con algo enérgico y divertido. Otro de los fundamentos para la elección se centró en la posibilidad de aparecer más arriba en los listados telefónicos y adelantarse a Atari. ¡Wow!

20.Google

Google está presente en un sinfín de momentos del día a día de millones de personas. Casi que en la actualidad no se podría vivir sin la influencia de este monstruo cibernético, que hace décadas dejó de ser apenas un buscador en la web.

La historia detrás de ese nombre tan extraño y único es apasionante. Todo se remite al término googol, que es una expresión matemática que representa al 10 elevado a la 100 (sería un uno seguido por cien ceros), que inventó el científico Edward Kasner. Los ideadores de Google, Larry Page y Sergey Bin, pensaron en ese enunciado por la relación con la gigantesca cantidad de información que se puede hallar en Internet. Y el azar otra vez metió sus garras, porque la decisión de modificar el Googol por Google solo fue producto de un torpe error en la transcripción. 

19.Starbucks

Este modelo exitoso de cafetería se traspoló a cientos de países. Los amantes de esa infusión tan exquisita pocas veces se detuvieron a analizar el logo, ahí se condensa muchas de las aristas de este nombre. 

La leyenda cuenta que los fundadores buscaron su identidad en la novela Moby Dick y en primera instancia posaron su atención en la nomenclatura del barco, Pequod. Pero luego se sintieron seducidos por el personaje Frank Starbuck, un marinero. Todo el círculo mágico cierra con la sirena utilizada como identidad gráfica, por la obvia vinculación con el mar del libro y porque la franquicia nació en Seattle, una ciudad portuaria.

18.Sega

Con anterioridad al boom de la PlayStation, los jóvenes se volvían locos por la consola japonesa SEGA, ese aparato maravilloso que permitió disfrutar de juegos emblemáticos como Sonic y que construyó una enemistad impresionante contra Nintendo.

Esta empresa asiática se inició en 1965 y su rama de actividad se relacionaba con la venta de gramolas para bases militares. Lo cierto es que su nombre era Service Games, entonces la combinación de sílabas de las dos palabras surgió la histórica marca SEGA, que en la década del 80 sacudió el mercado y comenzó su expansión con la venta de sus consolas.

17.Mattel

No hay nadie que se le compare a Mattel, la empresa de juguetes más enorme de todo el mundo. La misma que creció descomunalmente con la creación de la mítica Barbie, nada más y nada menos. Con la muñeca, esta compañía literalmente conquistó todo el planeta.

Su fundación se remonta a 1945, cuando Harold Matson y Elliot Handler decidieron abrir esta emprendimiento divertido y a la hora de pensar en el nombre coincidieron en la musicalidad que ofrecía la conjugación de sus propias identidades. Así mezclaron el apellido de Harold (Matt) y el nombre de Handler (El). 

16.Amazon

¡Por favor, qué pedazo de compañía! Un pulpo que ha crecido de manera sideral para ampliar sus áreas de acción hasta convertirse por ejemplo en una plataforma de series, y creadores de contenidos multimediales de calidad mundial.

Jeff Bezos, el mismo que se lanzó a la carrera espacial, arrancó todo con una especie de librería online y se estableció en su propio garage, allá por 1994. Su primera idea fue cadabra.com, pero sabía que necesitaba otra identidad más poderosa y con algo de misterio. Lo concreto era que anhelaba que su marca iniciara con la letra a porque eran épocas de guías telefónicas. Así, Jeff buscó en el diccionario y se topó con la palabra Amazon, que lo satisfizo por cumplir con sus deseos y así quedó. 

15.IBM

Tres letras, solo tres letras representan a un emblema total y absoluto del universo de la computación y las soluciones tecnológicas que se convirtió en un monstruo poderosísimo. Esta empresa norteamericana nació en 1911 como Computing tabulating recording corporation, acortado como CTR.

Con el tiempo, en 1924 se modificó legalmente a International business machines corporation, resumido en un acrónimo perfecto de IBM, con el que trascendió fronteras y se sumergió en la cotidianidad de todos los seres humanos que vieron esas tres letras en infinidad de ocasiones.

14.Hotmail

¿Qué ser humano no tuvo una cuenta de Hotmail? Todos, absolutamente todos. Ese primer correo electrónico selló a fuego a miles de millones de personas y a pesar que muchos suponen que nació con Microsoft, en realidad lo idearon dos estudiantes de la Universidad de Stanford en 1996 y al otro año se lo vendieron a la corporación de Bill Gates. 

Bien, entonces la pregunta ahora se focaliza en el nombre. Resulta que estos jóvenes agarraron las siglas de HTML, que es el lenguaje para la construcción de sitios web y le agregaron la o, la a y la i. Todo tiene que ver con todo. A pesar de la imposición abrasadora de Gmail, Hotmail siempre quedará en el corazón de los internautas.

13.Nokia

Esta empresa que se popularizó por sus dispositivos celulares, sobre todo en la década del 90 y la del 2000, es oriunda de Finlandia. Incluso su primer embrión se retrotrae hasta 1865, como una fábrica de papel. Esa compañía se emplazó al borde del río Nokianvirta, ese torrente de agua inspiró a la denominación de la ciudad que se edificó alrededor de la empresa.

Ese emprendimiento con el transcurso de los años adoptó ese nombre como propio, así que en primer lugar fue un poblado el que sirvió de inspiración para lo que todos conoceríamos como unos resistentes, casi indestructibles, celulares. ¿Quién no ha pasado horas jugando con la viborita?

12.Volkswagen

Esta marca de autos sólidos, compactos y súper rendidores nació en Alemania, un país de avanzada en cuanto a las automotrices, al punto que muchos fanáticos los consideran los mejores de todo el planeta.

Lo cierto es que el nombre de la compañía proviene de la sencilla razón que las palabras Volk’s y Wagen significan auto del pueblo. La identidad posee una raíz interesante porque se pensaron como accesibles para las clases sociales más populares. Un rasgo que se mantuvo, como el ejemplo del modelo Gol, que durante añares se erigió en el más barato del mercado.

11.Danone

Este monstruo lácteo arrasó en cientos de rincones del globo terráqueo. Primero a partir de sus productos y luego con la adquisición de decenas de empresas del rubro en diferentes países para construir un imperio.

No obstante, su nacimiento fue más modesto, cuando en 1919 Isacc Carrasso decidió elaborar el primer yogur industrial en Barcelona. ¿Y el nombre de la marca? Este empresario catalán tenía un hijo llamado Daniel, que solían decirle Danon. Y eso es todo, amigos. 

10.Nike

Otro caso impresionante de revolución, de creación de un estilo, de puente directo a darle identidad a decenas de generaciones. El magnánimo de la indumentaria deportiva arrancó bajo la denominación de Blue Ribbons Sports, allá por 1964 en Estados Unidos.

El destino quiso que sus fundadores entendieran la necesidad de hallar un término más comercial, más pegadizo y se sintieran atraídos por la mitología griega, más precisamente por Niké, la diosa de la victoria. Entonces, desde 1971 rubricaron legalmente la compañía como Nike Inc, aunque el éxito más rotundo llegó con la irrupción de Michael Jordan, que le otorgó el salto definitivo a la prosperidad, a principios de los 80.

9.Pantene

Cabelleras frondosas, que brillan por demás y que poseen una fortaleza granítica. Eso ha vendido durante años esta empresa de cosmetología capilar, que suele apostar por mujeres híper famosas para sus publicidades.

La marca se vincula con una cuestión más bien científica y no por alguna inspiración genial. Resulta que la denominación Panthenol refiere a la vitamina B5, ese elemento que se descubrió, en la década del 40, ayudaba a optimizar la salud del pelo. 

8.Audi

Inspiracionales, los vehículos alemanes de Audi marcan tendencias, tanto por la innovación permanente como por su elegancia despampanante. En todo el mundo, esta marca es sinónimo de calidad y de estilo de vida.

Este nombre tan corto y potente encierra una historia algo compleja y extensa. Su fundador August Horch primero tuvo otra empresa automotriz, a la que la llamó como su apellido, pero se separó de sus socios y decidió abrir otra compañía. En busca de una nueva identidad, recurrió a la acepción del latín audio, que significa oír, muy similar al vocablo alemán de ese verbo hoerch. En definitiva, volvió a utilizar su apellido, pero con un giro romántico.

7.Mercedes

Otro caso de estudio para comprender la simbiosis entre Alemania y los autos. En esta ocasión todo la magia se remite a una adolescente, más precisamente a un capricho de millonarios. Que increíble.

En 1885 surgió la compañía DMG, que en 1900 entabló un trabajo para un cónsul diplomático que le solicitó la fabricación de 36 vehículos, pero bajo la condición de que se llamasen como su hija: Mercedes. Esa línea obtuvo mucho éxito y quedó como instalada. A los años, DMG se fusionó con la compañía Benz y así surgió Mercedes-Benz.

6.Día

Un modelo de negocios muy ingenioso, que se basó como un autoservicio de proximidad, es decir un supermercado en espacios pequeños e inmersos en zonas residenciales, para ofrecer una variante a los gigantes establecimientos.

En 1979 se abrió la primera sucursal en Madrid y la expansión fue fabulosa para aterrizar en diversos países. El nombre es una acrónimo de Distribuidora Internacional de Alimentación, así como el símbolo de porcentaje se relaciona con su idiosincrasia de brindar suculentos descuentos en los precios.

5.Reebok

Esta marca de indumentaria se remonta a 1890, más precisamente a Gran Bretaña con Joseph Foster creando zapatos, hasta que uno de sus hijos diseñó las zapatillas con clavos para las carreras de atletismo, que quedaron inmortalizadas en la película Carrozas de fuego, que homenajeó a los ganadores de los Juegos Olímpicos de París 1924.

Los nietos de Joseph continuaron con el negocio familiar, pero decidieron mutar el nombre a Reebok, una palabra a la que llegaron por leer sobre los Afrikáans Rhebok, un tipo de antílope africano. 

4.IKEA

IKEA trascendió fronteras desde su originaria creación en Suecia. Esta compañía de muebles simples, pero sólidos, ha logrado sumergirse en un sinfín de mercados en todo el mundo con su estilo particular.

La piedra basal se encuentra en 1943, con una adolescente de 17 años que decidió fundar su propia empresa con el único capital de un dinero regalado por su padre por obtener buenas calificaciones escolares. Ese niño era Ingvar Kamprad y utilizó las iniciales de su nombre, además de la letra e por Elmtaryd, la granja en la que se crió, y la a por Agunnaryd, el pueblo en el que estaba su hogar.

3.Cisco

Cisco aparece en innumerables aparatos de telecomunicaciones, principalmente en los routers de millones de hogares. Esa maravilla que provee de wifi la vida cotidiana y al mismo al que se le propina insultos cuando se cae la conexión.

Lo cierto es que esta empresa se fundó en San Francisco, la meca de la tecnología, y según relata la leyenda desde las ventanas de la primera oficina se divisaba a lo lejos el cartel de la ciudad, pero con la intromisión de un árbol apenas se veía “cisco”. Creer o reventar.

2.Yahoo

Otro proveedor histórico de correos electrónicos, que también se viralizó con otras ramas de Internet como su famoso segmento “Yahoo respuestas”. Una empresa que cedió terreno en el universo de la web, pero que tiene sus fanáticos.

Se cree que el padre de David Filo, el fundador de esta compañía, lo llamaba a él y a su hermano como un par de Yahoos. ¿Qué? Eso remite a un personaje del libro Los viajes de Gulliver. Los yahoos de la literatura eran muy inquietos, revoltosos, por eso el señor Filo lo denominaba así a David y su hermano.

1.Zara

Esta cadena de ropa española generó un modelo, que se vincula con la libertad de seleccionar e inspeccionar las prendas a gusto y piacere. Un formato que sumado a la calidad de las confecciones, que incluso instauran tendencias les permitió instalarse en varios países.

Amancio Ortega deseaba denominar a sus tiendas como Zorba, por la película de Anthony Quinn. Al momento de registrar el nombre se encontró que ya estaba designado para una cafetería. Narra la fábula que el diseñador ya había comprado las letras para los letreros y se las ingenio con esos vocablos para darle forma a Zara.