GRITO DESESPERADO. Rehenes de un capital lejano.

Explota Valencia: "Mestalla, despierta, esto es una mierda"

Por: Redacción Bolavip

GRITO DESESPERADO. Rehenes de un capital lejano.

GRITO DESESPERADO. Rehenes de un capital lejano.

Las decisiones sobre el presente y futuro de Valencia se toman en oficinas de Singapur y Oporto, a cargo de un dueño y su asesor a los que poco les parece importar el sentimiento Che.


11.300 km es la distancia que separan Valencia y Singapur, lugar desde donde Peter Lim controla los destinos del club. La distancia entre la gerencia y la pelota es aún mayor.

Desde el lejano oriente Lim pone y saca técnicos (5 diferentes en 3 años, con el detalle que es el 3º ciclo de Voro como interino), despide ídolos como Rufete o Ayala de la gestión, o al propio Kempes, última víctima, que hasta hace poco se desempeñaba como embajador.

Una de las primeras medidas que tomó cuando asumió, octubre de 2014, fue despedir a Juan Antonio Pizzi, quien había hecho una gran campaña en Copa UEFA perdiendo agónicamente la semi ante Sevilla, para traer a Nuno Espírito Santo.

Nuno, arquero portugués de interesante trayectoria, tenía apenas 2 años de experiencia en el Río Ave de su país, donde había conseguido un 39% de los puntos. Decente, pero no mucho más. Aunque tenía un pergamino: Jorge Mendes. El Rey de los Intermediaros, uno de los dueños del fútbol actual, había conocido al portero en los 90 en un boliche (uno de sus negocios iniciales) y desde entonces fue uno de sus primeros representados.

La crisis económica en España obligó a buscar inversores: el remedio fue peor que la enfermedad.

Mendes es el asesor personal de Lim y su influencia en Valencia desde el desembarco oriental ha sido notoria. André Gomes, Rodrigo, João Cancelo y Filipe Augusto fueron los primeros de sus representados en llegar, pero no los únicos. Llegaron Santi Mina, Bakkali, Danilo, Garay, Mangala; entre algunos de los jugadores del agente.

Por Valencia pasó también Gary Neville, amigo personal de Lim, que sin ningún tipo de experiencia asumió el puesto de DT. Un humillante 0-7 ante Barcelona fue apenas una de las múltiples derrotas de un técnico que ni siquiera podía entender los insultos de la grada.

Pero la gestión atraviesa todos los niveles y lazos. El catalán José Ramón Alexanko, hombre de confianza del portugués, llegó para hacerse cargo de los juveniles. El control y la influencia de Mendes es total.

Alexanko jugó en el Barça y es muy cercano a Laporta, expresidente del club culé, amigo a su vez de Mendes. Valencia-Barcelona desde entonces han fortalecido relaciones, especialmente con las transferencias de Andrei Gómes y Paco Alcácer por 35 y 30 millones de euros respectivamente.

De esta forma el conjunto Che perdió a dos de sus jugadores más valiosos, a los que se le sumó Mustafi, vendido a Arsenal por otros 35. Antes había salido Otamendi al City por unos 45.

Cinco entrenadores y cuatro directores deportivos en menos de tres temporadas

Misteriosamente, el equipo no incorporó grandes refuerzos, la plantilla perdió valor, jerarquía y, claro, lugares en la tabla. Probablemente, a pesar de los milagros que pueda hacer Mendes en el mercado, ya no tengan este tipo de nombres para ofrecer. Lógico, juegan cada vez peor.

Así como tienen poco que ofrecer a sus fanáticos, acostumbrados a pelear arriba, puestos a clasificaciones de Europa y hasta títulos. Lim y Mendes, mientras tanto, sí tienen mucho que ofrecer a sus cuentas bancarias. Como han hecho varios tantos en el fútbol español, se irán cuando ya no haya más dinero que levantar.

¿Les importará en qué condiciones quede el glorioso Valencia? No lo creo, ya estarán a kilómetros de distancia.

+ Así marcha el Valencia en La Liga

+ Sociedades Anónimas y cómo empeorar el fútbol en Argentina

Temas:

  • España
  • Fútbol SA
  • jorge mendes
  • la liga
  • sociedades anónimas
  • Valencia
  • Peter Lim

Lee También



Comentarios

Calendario Partidos



sumate

Recibe las últimas noticias en tu casilla de E-mail