El futbol es tan noble y bello que le permite jugar a cualquiera que quiera sentir la felicidad de patear una pelota, pero más allá de las cualidades que tenga cada futbolista, o las aspirantes a serlo, siempre habrá técnicas que se adapten a las necesidades de cada persona para tener un mejor desempeño en la cancha, sobre todo para aquellas que no tengan mucha experiencia.

Lo único que se necesita para mejorar, como todo en la vida, es mucha constancia y estar acompañada siempre que se pueda de un balón; es por ello que aquí te dejamos al menos cinco sencillas técnicas que se pueden practicar hasta en casa para mejorar el dominio del esférico y así tener un mejor debut en la cancha.

 

1.- Control de balón

Este es el ejercicio más sencillo y para el que solo necesitas un balón y mucha perseverancia, parece muy sencillo, pero te permitirá ir conociendo tus fortalezas y debilidades en cada toque, así como descubrir, en caso de que aún no estés segura, qué pierna es la más hábil.

Lo único que tienes que hacer es tocar la pelota entre ambos pies, es decir, con la parte interna del pie derecho lo pateas hacia la izquierda y con la suela del pie zurdo lo paras y repites el proceso hacia la derecha, la idea es que aumentes la velocidad y la fuerza de los toques en cada sesión. 

 

2.- Zigzag entre platillos o conos

Un ejercicio infaltable para todas aquellas que quieran empezar a dominar la pelota es el tradicional recorrido entre conos o platillos de entrenamiento, de no contar con ellos puedes colocar cualquier objeto que no se mueva, como algún ladrillo.

Primero debes acomoda entre ocho y 10 conos en una línea recta, dejando un espacio como de 30 centímetros entre cada uno, donde pase perfecto el balón, después tienes que caminar entre ellos, en zigzag, empujando la pelota con el pie, ida y vuelta e incrementando cada vez más la velocidad en la carrera. 

 

 

3.- Disparos a la pared

Otra práctica muy sencilla, pero que te ayudará a medir la trayectoria del balón en distintas distancias, y a encontrar tu mejor perfil para controlarlo, son los disparos contra una pared. Lo único que tienes que hacer es colocarte a una distancia considerable de la pared y patear contra ella la pelota, en cualquier sector de esta, aumentando cada vez más la distancia y también la fuerza; esto además fortalecerá tus piernas y pies.

 

4.- Control aéreo del balón

Este ejercicio es un complemento al anterior, pues una vez que mediste la trayectoria del balón, los ángulos desde los que te puede llegar la pelota, y hasta la fuerza, el siguiente paso es controlarla en el vuelo, para mantenerlo en los pies, y que esta no salga disparada hacia los pies del rival.

Para ello, una buena práctica es colocarte con los dos pies firmes en el suelo, no muy separados entre ellos y lanzar la pelta con una mano hacia arriba; cuando vaya cayendo debes levantar un poquito el pie y recibirla con la parte intermedia, entre la punta y donde empieza el empeine, que es la parte más plana, y al momento del toque, quitar el pie, para que de esta manera la pelota quede 'muerta' en tus pies.

 

5.- Fut-tenis

Una práctica un poco más compleja, pero que te ayudará para ir interactuando con las rivales es el clásico fut-tenis, que consiste en colocar una red, un lazo, o algo que divida en dos la superficie en la que se va a jugar; una persona de un lado y tú del otro para que pateen entré sí el balón, por encima de la red y sin que se caiga. Al principio puedes probar con un toque en el suelo y ahí regresar el esférico, hasta que logres hacerlo solo con disparos en el aire.