El promotor británico Eddie Hearn, CEO de MatchRoom Boxing, ha expresado su preocupación en relación a las decisiones de algunos grandes campeones mundiales y sus promotoras que tienen que ver con esquivar las peleas que desean ver los fanáticos con la finalidad de no poner en riesgo sus status.

En su opinión, esto no hará otra cosa que destruir la disciplina y su industria, pues se gasta mucho dinero en organización, se cobra mucho dinero a los fanáticos pero no se ofrece el espectáculo que estos realmente quieren ver. "Tenemos que asegurarnos de que nuestro deporte, nuestra marca, tenga que prosperar, pero eso solo se logra haciendo las grandes peleas y las peleas que la gente quiere ver", le dijo a IFL.

Y protestó: “No podemos permitirnos peleas de mierda en las que los peleadores obtienen una fortuna pero no se entregan a las emisoras porque matarán el deporte. Por lo tanto, este tipo de cosas nos presionarán más para entregar números, para entregar contenido".

A su vez, Eddie Hearn puso como ejemplo a Jake Paul, tan criticado desde su irrupción en el boxeo por su condición de youtuber, como un ejemplo de cómo trabajar a la hora de buscar cerrar grandes peleas. Y criticó a grandes campeones mundiales como Errol Spence, Terence Crawford, Demetrius Andrade y Jermall Charlo por esquivar las peleas en las que los fanáticos quieren verlos.

"Me frustra que no pueda hacerse Charlo vs Andrade. Me frustra doblemente que no pueda hacerse Spence vs Crawford. ¿Qué están haciendo? Jake Paul es un increíble promotor de sí mismo. ¿Viste lo duro que presionó en esa pelea con Ben Askren? Todo el día, todos los días. Hizo un trabajo asombroso. Un niño súper inteligente. Pero este es un tipo que entiende el contenido. Sabe cómo impulsar los números", destacó.