Mauricio el Bronco Lara logró una grandiosa victoria en Gran Bretaña tras vencer a Josh Warrington de visitante con un electrizante KO. El británico cayo muy mal y le costó recuperarse tras el gran uppercut que le conectó el nacido en Ciudad de México.

No hay dudas de que lo que acaba de lograr el mexicano de 22 años iba contra todos los pronósticos. Es que iba contra el caballo del comisario, de visitante y frente a un excampeón del mundo. En otras palabras, demasiado reto para joven peleador azteca. 

Sin embargo, desde el tercer round en adelante todo fue del Bronco Lara que con carácter y sin temor a comerse un baile, comenzó a conectar al rostro y al cuerpo de Warrington. De todas maneras, el error estuvo en el británico debido a que fue a la guerra contra un boxeador que tiene una aceptable pegada, de las 22 victorias 15 ganadas por KO, y que solo tuvo una derrota por la vía rápida, es decir, aguanta

Por otro lado, en el cuarto round cayó por primera vez a la lona el excampeón plumo de la FIB tras una serie de golpes y la campana lo salvó. A pesar de esto, tras cinco asaltos, llegó un uppercut potente del nacido en Ciudad de México que dejó muy mal al peleador de Eddie Hearn ya que le costó recuperarse. 
“Estoy muy happy”, sentenció Mauricio Lara, post combate, con una sonrisa de oreja a oreja ya que sabe muy bien que dio un golpe en el tablero al vencer al número uno de la Federación Internacional de Boxeo y una clara chance a una oportunidad mundialista.