El mundo del deporte entretenimiento que practica la WWE no es para cualquiera, y no es común que salgan Superestrellas de la nada que generen un impacto tan notable en la industria en tan poco tiempo. Logan Paul es una de las pocas personas que lo han logrado en toda la historia, y su relación con la WWE podría terminar de forma inminente.

 

El reconocido influencer ha reconocido en el pasado que formar parte de la WWE había sido un sueño de toda la vida, algo que finalmente se volvió realidad hace un año, cuando combatió con The Miz en WrestleMania 38 para enfrentar a Rey y Dominik Mysterio. Un año más tarde, Logan Paul se ha ganado el respeto de la industria por sus actuaciones en SummerSlam (vs The Miz), Crown Jewel (vs Roman Reigns) y en el Royal Rumble Match del pasado mes de enero. Pero claro, su contrato esta a punto de terminar.

Así mismo lo reconoció el propio Logan, quien reconoció en su propio podcast lo cerca que está de culminar su relación con la WWE: "Mi contrato termina en este WrestleMania. Mi año como rookie está por terminar. Un buen primer año"explicó el influencer.

Logan Paul competirá este sábado en WrestleMania 39, donde enfrentará a Seth Rollins, una de las estrellas más notables de la industria, que ha sabido ser campeón mundial en múltiples ocasiones, en lo que será una prueba de fuego que podría determinar su futuro junto a la WWE.

El próximo contrato de Logan Paul con la WWE todavía está por cerrarse, y su actuación en la vitrina de los inmortales podría ser clave para determinar la suma y el tipo de contrato que le ofrecerá la compañía de deporte entretenimiento más grande del mundo.

Lo cierto es que el de este sábado será el último combate de Logan Paul con la WWE bajo su contrato actual, y que tendrá que firmar uno nuevo antes de continuar junto a la empresa.