En Atlanta, Jake Paul volvió a cumplir ante su público tras derrotar por la vía rápida al expeleador de la UFC, Ben Askren. Tras la victoria, el youtuber se largó a llorar desconsoladamente en el ring del Mercedez-Benz Stadium

El reconocido influencer debía salir a cumplir en la noche de hoy para ratificar que todavía hay lugar para su negocio, porque el boxeo no está presente. Así fue que el peleador estadounidense conectó una mano y envió a la lona al exluchador de la empresa de Dana White

Tras la victoria, Jake Paul no solo festejó e hizo algunas lagartijas, sino que además se largó a llorar desconsoladamente en el ring del Mercedez-Benz Stadium de Atlanta.