En junio de 2019,  Oscar Valdez hizo la sexta defensa exitosa a su título mundial de peso pluma de la OMB tras derrotar por decisión unánime a Jason Sánchez. Meses después, decidió dejar ese cinturón vacante para subir a conquistar las 130 libras. En octubre de 2019, Shakur Stevenson derrotó por decisión unánime a Joet González y se quedó con ese título, pero también decidió liberarlo sin hacer siquiera una defensa para subir a pelear a la división de peso súper pluma.

Este sábado, en el MGM Grand Conference Center de Las Vegas, Valdez cumplió con su objetivo pese a no partir como favorito ni para las casas de apuestas, ni para la mayoría de los especialistas y los fanáticos. Dominó a Miguel Berchelt desde el inicio de la pelea y lo finalizó con un brutal golpe de nocaut en el décimo, para arrebatarle el título mundial de peso súper pluma del CMB.

Shakur Stevenson, que había pronosticado una victoria de El Alacrán por nocaut, estuvo presente en la burbuja del MGM y luego debió reconocer a través de las redes sociales que Valdez había hecho que se tragara sus palabras. Inmediatamente después, le dijo que estaba listo para enfrentarlo.

Lejos de hacerse el desentendido, Valdez recogió el guante apenas lo consultaron sobre sus próximos objetivos. “Quería llevarme este cinturón a casa y estoy feliz por eso. Escuché que Shakur Stevenson quiere pelear. Vamos a hacerlo. Solo quiero seguir luchando y darles a los fanáticos lo que quieren", expresó.

Y sobre los pronósticos que habían hecho Stevenson y muchos otros nombres importantes del mundo del boxeo, sentenció: "No hay nada mejor en la vida que demostrarle a la gente que está equivocada. Tengo una lista de personas que dudaron de mí. Mis ídolos dudaron de mí. Los analistas de boxeo dudaron de mí. Dijeron que Berchelt me iba a noquear. Tengo un mensaje para todos: No dejes que nadie te diga lo que puedes y no puedes hacer".