arrow_downward
menu
arrow_drop_down
search

OTROS DEPORTES

Cinco errores comunes en el trabajo de tobillos

RUN Entrenamiento

Cinco errores comunes en el trabajo de tobillos

¿Cómo cuidar los tobillos para ser mejor corredor? Que no se conviertan en un punto débil.

Bolavip

Cinco errores comunes en el trabajo de tobillos

Cinco errores comunes en el trabajo de tobillos

Para obtener un buen rendimiento en el running se debe tener muy presente que los tobillos juegan un papel esencial en el manejo de ciertos micro movimientos técnicos durante la corrida. Si el corredor no tiene una buena movilidad de esta articulación su cuerpo buscará compensarlo para poder suplir esa falta, pero la sobre exigencia de esta articulación puede traer varios inconvenientes, molestias y lesiones.

·         Proteger el tobillo con vendajes y tobilleras:

Los vendajes tipo kinesiotape, protecciones o tobilleras, si no son recetados por un especialista, la protección excesiva reduce la capacidad natural de sujeción del tobillo y termina atrofiando los ligamentos.

DATO: Valorar su utilidad en entrenamientos y, de ser necesario, utilizarlos exclusivamente en competencias.

·         Realizar giros con el pie apoyado en el suelo para calentar los tobillos:

Esta práctica muy extendida no solo entre los corredores, sino también en el resto de deportes, supone una distensión pequeña de los ligamentos que si se realiza de manera repetida tiende a sobre elongarlos y disminuir su función de fijación a modo de tobillera natural.

DATO: La opción es realizar los giros con el pie en el aire.

·         Correr por montaña para fortalecer los tobillos:

El terreno irregular ayuda a la propiocepción pero no hay que llegar a los extremos. Abusar de los caminos con piedras irregulares puede traer un efecto contrario y, en vez de tonificar los tobillos, puede irritar los ligamentos y distenderlos. Eso no quita competir o realizar algún desafío por senderos de montaña o sierra.

·         Abuso de superficies blandas para mejorar la musculatura de pies y tobillos:

Hay runners que al llegar a la playa se ponen a correr descalzos–sin adaptación previa-y abusan de esta superficie inestable ya que escucharon decir que es bueno para los pies y fortalece los tobillos, pero corriendo demasiado tiempo por la arena lo único que consigue es “abrir” los pies, al producir una gran irritación en la planta del pie, lesionando la fascia y los ligamentos del pie.

DATO: Lo ideal es mantener los trotes sin zapatos un máximo de 10 minutos (comenzar con 5’) y luego seguir completar la rutina con el calzado adecuado para no sobre exigir las extremidades inferiores.

Temas:

Lee También

Comentarios

Calendario Partidos



sumate

Recibe las últimas noticias en tu casilla de E-mail