arrow_downward
menu
arrow_drop_down
search

OTROS DEPORTES

¿Cuánto dura una zapatilla de running?

MÁS DE RUN

RUN Tips

¿Cuánto dura una zapatilla de running?

Con el paso de los kilómetros, el calzado se desgasta aunque no lo veas. ¿Cuándo es un buen momento para el cambio?

Bolavip

¿Cuánto dura una zapatilla de running?

¿Cuánto dura una zapatilla de running?

A simple vista, puede parecer nuevo. Impecable, impoluto. Un experto en cuidado de calzado puede hacer que una zapatilla parezca recién sacada de su caja aunque tenga una buena cantidad de kilómetros en su haber. Sin embargo, la imagen no es todo. Y es importante saber cuánto resiste un calzado y cuándo es un buen momento para cambiarlo, aunque en apariencia parezca recién estrenado... No lo está.

Lo más importante, antes de comenzar con la cuenta de kilómetros y los cálculos, es saber si se está utilizando el calzado correcto: por peso, por pisada, por técnica de carrera, por tipo de entrenamiento. Desde esa base, y con un uso y cuidado correctos, el promedio de duración del calzado de running puede ir desde los 800 a los 1000 kilómetros. 

Foto: Deportes-tienda.

A medida que se suman los kilómetros, y aunque por fuera la zapatilla esté impecable, sus componentes se irán desgastando. Puede parecer estable, pero su vida útil se acortó y empezará a sentirse en amortiguación y absorción necesaria. Los componentes (que varían según marca y modelo) sufren desgaste, se "aplastan" y ya no tienen la misma respuesta.

¿Cuál es la consecuencia? Aumenta el riesgo de lesión, pueden comenzar dolores por la falta de respuesta de la suela. Desde la rodilla o la cadera, los tobillos, ligamentos y demás pueden empezar a resentirse por la amortiguación deficiente. Basta con comparar un calzado nuevo con uno  usado pero que parece nuevo para notar la diferencia. Si la suela o entresuela tienen alguna arruga o mueca, ese calzado ya pide un cambio. 

Foto: Deportesevolucion.

El desgaste, según el cuidado que se le haya dado (por ejemplo, poner las zapatillas en el lavarropas, algo que no se recomienda para nada) también puede notarse en otras partes del calzado. Si la capellada ya no ajusta de la misma manera, si se rompió en alguna parte, si se deformó... Entonces, también les llegó la hora. Es importante observar el estado de la suela: como si fuera un neumático, si el dibujo está gastado, es que hay que cambiarlo.

¿Cómo se puede contar los kilómetros que se corren? Si se usa siempre el mismo calzado, y se usa una app para contar los entrenamientos, es fácil. En otras aplicaciones también figura la opción de agregar el dato de qué zapatilla se usó, para quienes tienen varios pares y van cambiando según el terreno o el tipo de entrenamiento. Es importante anotar cuándo se compraron (en la caja si es que se guardan, dentro del calzado -debajo de la suela por ejemplo, con algo que no se borre, o en algún lugar seguro) porque es un dato que luego quedará en el olvido. 

Muchas veces es doloroso desprenderse de un par de zapatillas que dio satisfacciones, gustaron mucho y quizá no se puedan volver a conseguir. Pero es importante ser conciente para evitar males mayores. Y aprender a decirles adiós. 

Temas:

Lee También



Comentarios

Calendario Partidos



sumate

Recibe las últimas noticias en tu casilla de E-mail