Tras la victoria más importante de su carrera, el pasado 2 de enero por nocaut técnico en el séptimo asalto para ganar el título interino de peso ligero del CMB, Ryan García estaba programado para regresar a los cuadriláteros el 9 de julio enfrentando a Javier Fortuna. Sin embargo, hace días informó desde sus redes sociales que se bajaba de esa fecha por problemas personales, para aclarar luego que estaba atravesando y tratándose por un cuadro de depresión y ansiedad.

Casi de inmediato apareció otro boxeador que pidió tener oportunidad de tomar el lugar del Niño Rey en esa cartelera: Joseph JoJo Díaz, quien ostenta un récord profesional de 31 victorias, una derrota y un empate; y que viene precisamente de empatar en su última presentación ante Shavkatdzhon Rakhimov, el pasado 13 de febrero en Fantasy Springs.

"Le dije a Golden Boy, Oscar De La Hoya, Robert Díaz y MTK Global que intervendré y pelearé contra Fortuna. ¿Todos quieren verlo?", anunció y consultó con sus fanáticos el excampeón mundial de peso súper pluma de la FIB este martes a través de sus redes sociales.

Cabe destacar que Díaz había perdido en título mundial en la previa de su última pelea empatada ante Shavkatdzhon Rakhimov por no dar con el peso en la balanza, lo que lo llevó a tomar la decisión de intentar probar suerte en la división de peso ligero en la que iba a desarrollarse el combate entre García y Fortuna.

La pelea entre estos dos iba a funcionar como una suerte de eliminatoria para que el ganador tuviera la oportunidad de enfrentar al campeón mundial titular del Consejo Mundial de Boxeo: Devin Haney. Esa es la mayor dificultad para Joseph Díaz, pues al no estar ranqueado en la división puede que se ordene que sea otro el contendiente de Fortuna.