Este sábado, en el  Mohegan Sun Arena de Uncasville, el excampeón mundial de cuatro divisiones de peso diferentes Adrien Broner regresó a los cuadriláteros tras dos años de inactividad, para enfrentar al mucho menos experimentado pero invicto peleador puertorriqueño Jovanie Santiago.

Para The Problem, que en su última presentación de enero de 2019 había perdido por decisión unánime ante Manny Pacquiao, se dio una pelea con muchas más complicaciones de las que esperaba e incluso se lo vio lento en la primera mitad de la pelea para dominar a un Santiago que detectó las flaquezas y se envalentonó con ir a buscar la mayor victoria de su carrera.

Sin embargo, la experiencia de Broner le permitió administrar mejor las energías más allá del tiempo que hacía que no boxeaba y fue revirtiendo el trámite de la pelea a partir del sexto asalto, conectando golpes que de a poco fueron haciendo mella en el rostro y en el ánimo del puertorriqueño.

Finalmente, The Problem terminaría quedándose con una victoria por decisión unánime, con tarjetas de 116-111, 115-112 y 117-110. Pero esa victoria lo dejó muy lejos de sus propios pronósticos para el regreso, en los que había dicho que estaba listo para volver a ser campeón mundial y dominador de divisiones como la súper ligero y el peso wélter.

"Hasta que me vaya a casa y realmente mire mi desempeño, mucho no podré decir. Pero me sentí bien. Sentí que probablemente había perdido tres rondas. Pero, ya sabes, aparte de eso, sé que lo derroté fácilmente desde el jab. Y, ya sabes, lo estaba contrarrestando bastante bien. Y estaba haciendo lo mío. Me estaba divirtiendo", dijo Broner tras la pelea.