La continuidad de 2021 ya tiene garantizada dos grandísimos combates de boxeo en la división de los pesos pesados, pues ya se firmó el acuerdo para que Anthony Joshua y Tyson Fury unifiquen títulos mundiales presumiblemente en julio y tengan una pelea revancha entre noviembre y diciembre.

De este duelo de titanes por partida doble saldrá un campeón indiscutible en la división reina del boxeo, algo que obviamente llama poderosamente la atención de otros peleadores que vienen por detrás y esperan enfrentar a inicios de 2022 a quien resulta ganador, para aspirar así a esa colección de cinturones.

Más allá de que este mismo sábado Dillian Whyte volvió a ganarse el status de retador obligatorio al título del CMB que actualmente pertenece a Fury, gracias a un nocaut en el cuarto asalto en la revancha ante Alexander Povetkin, hay otros tres peleadores levantando la mano en la fila.

Uno de ellos es Oleksandr Usyk, quien dejó la división de peso crucero tras coronarse campeón indiscutible y luego de dos victorias desde que subió a pelear como pesado ya se ha ganado el status de retador obligatorio al título de la OMB que perntenece a Anthony Joshua.

Allí no se termina la historia. Deontay Wilder, despojado por Tyson Fury de su status de campeón mundial en febrero del año pasado, en una pelea en la que acusó haber sido boicoteado por su propia esquina, también está presionando para volver a tener un tiro mundialista. Por último, quien viene haciendo un gran trabajo para ganarse la oportunidad es Joe Joyce, invicto británico que al parecer tendrá un combate eliminatorio ante Usyk.