Caleb Plant, campeón mundial de peso súper mediano de la FIB, debe esperar su momento. Sabe que si las cosas salen como planea Canelo Álvarez y vence a Billy Joe Saunders, campeón mundial de la OMB, el 8 de mayo, tendrá su oportunidad en septiembre de enfrentarlo para convertirse en el campeón indiscutible de la división.

Entonces, aunque fue el último de los monarcas de las 168 libras en los planes del mexicano, le toca estar en una posición de privilegio por todo lo que podrá ganar en una sola pelea. Claro que para eso debería derrotar a quien hoy por hoy esta considerado como el mejor boxeador libra por libra.

Foto de BoxingScene

"Lo primero que debe suceder es que Canelo le gane a Billy Joe Saunders en mayo. Si consigue hacerlo y obtener el cinturón, podríamos pelear en septiembre para darle a los fanáticos la pelea que quieren. Creo que sería una noche histórica para el boxeo porque nos dejará al primer campeón indiscutido en la historia de los supermedianos y seré yo", expresó Caleb Plant en diálogo con ESPN.

Y agregó: "Canelo hizo lo que tenía que hacer, en una noche exitosa en la que impuso su estrategia. Su rival no dio todo en el cuadrilátero, no le quitó nada al Canelo porque cuando te quedas sentado en el tercer round en tu esquina, es porque no das el ciento por ciento. Si quieres convertirte en campeón unificado y hacer historia debes darlo todo. Canelo cumplió con su trabajo y vamos a ver qué es lo que sigue".

Claro que si a Canelo le valió muchas críticas haber enfrentado a Avni Yildirim por ser el turco un rival de jerarquía muy inferior, Plant no hizo las cosas muy diferentes en su última pelea ante Caleb Truax, un boxeador apenas discreto al que no pudo liquidar antes de finalizar las 12 rondas.