Las imágenes del final de la pelea fueron dramáticas. Desde el cuarto round Miguel Berchelt había mostrado estar muy resentido por los golpes que le había propinado Oscar Valdez. Aturdido y con las piernas tiesas, El Alacrán sacó a relucir su corazón de guerrero para mantenerse en pie y seguir dando batalla, buscando encontrar el golpe que cambiara drásticamente el curso del combate.

Pero los golpes los siguió encontrando Valdez, que lo mandó a la lona en el noveno y lo liquidó en el décimo con un golpe brutal de nocaut, que dejó al hasta entonces campeón mundial tendido y sin reaccionar por un minuto, hasta que de a poco pudo volver en sí con asistencia médica.

Pese a que Berchelt, ya sin corona, pudo retirarse por sus propios medios del cuadrilátero luego de recibir la sincera felicitación y el saludo de quien se convirtió en el nuevo campeón mundial de peso súper pluma del CMB, debió pasar por el hospital para realizarse algunos chequeos médicos que descartaran cualquier peligro para su salud tras semejante castigo.

El periodista Paco González, quien fue parte de la transmisión en vivo del combate por Space, dio a conocer en las redes sociales el primer parte médico que recibió de parte del Team Berchelt: “La tomografía que le realizaron a Miguel Berchelt salió bien... Lo mantendrán en observación durante toda la noche en el hospital, pero los primeros resultados son favorables gracias a Dios...”, le escribieron.

Muchos fanáticos salieron a señalar que El Alacrán se vio afectado en su condición física por haberse contagiado de coronavirus meses atrás, lo que había obligado a postergar la pelea que originalmente iba a realizarse el 12 de diciembre. Ya ha comenzado a hacer ruido, además, el pedido de que haya revancha, lo que podría dar inicio a una de las grandes rivalidades en la historia del boxeo mexicano.