En noviembre de 2020, tan solo unas semanas después de su gran victoria por nocaut en el sexto asalto sobre Leo Santa Cruz, Gervonta Davis quedó involucrado en un incidente automovilístico en Baltimore, que incluyó un atropello que dejó a cuatro personas heridas seguido de fuga.

La oficina del Fiscal del Estado de la Ciudad de Baltimore ha acusado al invicto campeón de dos divisiones de 14 cargos de infracciones de tránsito derivadas de ese episodio. Los cargos más graves sugieren que Davis supuestamente huyó de la escena de un accidente que involucró lesiones corporales, además de conducir mientras su licencia estaba suspendida y revocada.

La lista detallada de los cargos que fueron presentados contra Tank, quien estaba en negociaciones para enfrentar a Mario Barrios, es de lo más extensa e incluye cuatro cargos por no regresar al lugar de un incidente que provocó lesiones corporales, no haber brindado asistencia razonable a la persona lastimada, no haber proporcionado documentación ni licencia tras el accidente, no haber exhibido su licencia a la policía en los siguientes 60 días, no haber dado informe del accidente a la estación de policía más cercana, incumplimiento a la hora de proporcionar información a la policía sobre el accidente.

Y sigue... Conducir en la carretera con licencia suspendida, conducir un vehículo motorizado con licencia revocada, conducir un vehículo con motor en la carretera sin licencia y sin la autorización necesaria, no haberse detenido ante la señal roja del semáforo.

En el caso de que Gervonta Davis fuese declarado culpable de la totalidad de los cargos que se han levantado en su contra, debería cumplir una pena máxima de 7 años y 55 días de prisión. "Afortunadamente, las víctimas en este caso pudieron sobrevivir a esta supuesta colisión de atropello y fuga con lesiones recuperables a pesar de la posibilidad de un escenario mucho peor", dijo la fiscal estatal Marilyn Mosby en un comunicado.