El último fin de semana no dejó buen sabor de boca a Joseph Díaz, quien el viernes perdió en la balanza el título mundial de peso súper pluma de la FIB por superar por tres libras el máximo permitido para la división y el sábado no pasó del empate en las tarjetas ante Shavkat Rakhimov.

Después de ese fallo, se especuló con la posibilidad de que Jojo subiera a pelear en una división que está que arde como la de peso ligero, con Teófimo López como actual dominador. Sin embargo, el peleador no quiere abandonar todavía las 130 libras y es allí donde apunta a recuperar su status de campeón.

Sus objetivos son bien ambiciosos, porque ya le apuntó a quien salga ganador del duelo que tendrán este 20 de febrero Miguel Berchelt y Oscar Valdez por el título del CMB; a Gervonta Davis que todavía tiene el título de peso súper pluma de la AMB que le arrebató a Leo Santa Cruz, y a Jemal Herring, campeón de la OMB en las 130 libras.

Pese a los deseos de Joseph Díaz, son muchos los que creen que antes de ir a buscar una de esas grandes peleas debería demostrar en una de transición que todavía es capaz de marcar el peso sin una sobreexigencia, especialmente porque las grandes promotoras no querrán volver a arriesgar a que su pelea estelar incluya a un peleador que no superó la prueba en la balanza.

Claro que subir a pelear como peso ligero también parece una opción difícil si lo que Jojo quiere es recuperar cuanto antes el status de campeón mundial, porque allí debería superar varias pruebas antes de tener oportunidad de pelear contra Teófimo López, Devin Haney e incluso contra Ryan García.