Gilberto Ramírez volvió a la acción el pasado 18 de diciembre tras más de un año y medio de inactividad. Lo hizo en la división de peso semipesado, con un triunfo por nocaut técnico ante Alfonso López que le permitió estirar su récord invicto a 41 peleas, 27 de ellas ganadas antes del límite, sin empates.

El Zurdo tiene planes ambiciosos para lo que viene, pues dijo que una de sus metas principales es poder rebasar el récord inmaculado de 50 victorias de Floyd Mayweather. "Sinceramente esa es una de mis grandes metas y creo que puedo hacerlo", señaló en diálogo con Fino Boxing.

 

Avisó, además, que espera hacer el trabajo necesario para que 2022 lo encuentre no solo como campeón mundial nuevamente, sino también como uno de los mejores libra por libra del momento. Y pensando en Canelo Álvarez, que lidera esa clasificación mundial, opinó: "Canelo es campeón. Tiene lo que tiene porque ha tenido una buena trayectoria. Sigue haciendo historia, pero también es criticado por la gente por las peleas que ha tenido. Entonces creo que necesita una pelea de verdad, con un peleador mexicano que lo exija".

Con 29 años, Ramírez dijo que no cree que le queden más de seis años de carrera descartando la posibilidad de tener un recorrido tan prolongado como el de su mayor ídolo en el boxeo, que no es otro que Julio César Chávez.

"Creo que unos seis años más seguiré peleando. Chávez es Chávez. Nadie lo va a poder igualar. Hizo muchísimo y es la leyenda más grande del boxeo", sentenció.