Han pasado dos semanas del golpe más duro en la carrera de Miguel Berchelt, no solo por la derrota ante Oscar Valdez que lo dejó sin título mundial de peso súper pluma del CMB, sino también por la manera en que esta se sucedió: siendo ampliamente dominado y castigado por su compatriota, que terminaría noqueándolo en el décimo asalto.

En diálogo con ESPN, El Alacrán dijo que no se sintió rápido como otras noches y que físicamente nunca estuvo en pelea. Claro que reconoció también los méritos de su vencedor, que parece no haber hecho otra cosa que llevarlo a tomar la decisión de abandonar las 130 libras.

Es que si bien Berchelt dijo que tiene pendiente una charla con su equipo antes de terminar de definirlo, avisó que está evaluando seriamente la posibilidad de subir a pelear en una división de peso ligero que está al rojo vivo, con campeones de la talla de Teófimo López, Gervonta Davis, Devin Haney y Ryan García.

“Sin duda la categoría de peso ligero yo la veo muy cerca, pero vamos a sentarnos con nuestro equipo de trabajo. Con Mario Abraham, con Fernando Beltrán, con Alfredo Caballero y ver repasar qué se hizo bien, qué se hizo mal, volver a pasar la película, hacer los ajustes necesarios y regresar con más fuerza", sostuvo El Alacrán.

Berchelt se tomó el tiempo, además, de recordar el golpe que acabó con la pelea:  “Vi el video, sin duda fue una caída muy estrepitosa, un golpe de lleno, entero. La verdad es que no había mucho que hacer ahí en la caída. Fue un golpe muy limpio que me entró. Ni hablar, a corregir los errores y regresar más fuerte”.